El terraplén | Freewrite-Anécdota

4개월 전

Cuando era pequeño, mi padre me solía llevar a su trabajo. Me levantaba sobre las seis de la mañana, desayunábamos ligero y nos íbamos en coche a la nave de la empresa donde estaban todos los camiones, excavadoras y otras máquinas. Dejábamos el coche allí, mientras yo me subía a un camión a duras penas, mi padre miraba el estado del vehículo, se subía tras un buen rato y animados nos poníamos en marcha.

Me llevó unas pocas veces, pero cada jornada fue especial, siempre ocurría algo único. Desde el avistamiento de águilas cazando liebres, búos reales, serpientes hasta lloviznas en sitios donde caían muchos rayos muy cerca de nosotros. Un día incluso me dejó conducir un Bulldozer, tenía 7 años y apenas llegaba a los pedales.

Pero el recuerdo que guardo con más cariño es cuando mi padre me llevó a un terraplén alto. Mis piececillos se hundían en aquella tierra, pero mi objetivo era llegar al sitio más alto. Mi papá me dijo: "No subas arriba, es peligroso", me leyó el pensamiento, pero tenía que cargar tierra con una excavadora y llenar la bañera de un camión entero. Rodeé el terraplén para subir por detrás, ahí no podía verme y estaba menos empinado.

Intenté subir, pero la tierra resbalaba y me llevaba de vuelta abajo, ví que había un lugar donde la tierra era más compacta y logré subir hasta arriba del todo. Desde ahí contemplaba el paisaje lleno de mares de vegetación y más tierra por todos lados. Miré hacia abajo, la exavadora y el camión parecían juguetes a mis pies, mi padre una hormiguita. Le saludé agitando los brazos arriba como el niño que era, dando brincos.

Mi padre me dijo en voz alta "¡Bájate de ahí, que te vas a caer!". "No, no pasa nada papá", el siguió trabajando, yo empecé a jugar con la tierra del filo del terraplén, era muy divertido por que al mínimo contacto la tierra caía rodando, la pisaba con cuidado y luego me apartaba hacia atrás. No era consciente de que una caida así me podía dejar mal o matarme en el peor de los casos.

Mi padre terminó de llenar el camión y me avisó para irnos. "¡¡Ya voy!!", me dí la vuelta y comencé a bajar por el "lado bueno", por el que vine… pero paré en seco y volví, no pude aguantar la tentación de pisar en el filo una vez más, solo que esa vez le dí demasiado fuerte, calló más tierra… y yo con ella, caí de lado y empecé a rodar, lo primero que pude ver es a mi padre llevándose las manos a la cabeza. Me entraron unas cosquillitas en el pecho y el abdomen mientras caía. Durante la bajada había algún arbusto solitario que no pude evitar, cuando llegué abajo del todo tras una larga caída, mi padre me levantó, yo me reía a carcajadas. "¡Otra vez, otra vez!", decía escupiendo la tierra que me comí, él terminó riéndose mientras me sacudía la ropa. Apenas me hice unos rasguños, terminó diciendo "No se lo digas a mamá, será nuestro secreto".

¡Aquel día me lo pasé bomba!, ¡qué tiempos aquellos!

Fuentes

Esta anécdota es 100% original mía.

La imágen de portada la he creado con imágenes gratis de la aplicación Canva.


Posteado desde mi blog de Wordpress SteemPress : https://arkmy.000webhostapp.com/2019/08/el-terraplen-freewrite-anecdota


Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
STEEMKR.COM IS SPONSORED BY
ADVERTISEMENT
Sort Order:  trending

Esta publicación ha sido seleccionada para el reporte de Curación Diaria.

final de post.png¡¡¡Felicidades!!!