Los crímenes de la Avenida de Mayo X

지난달


avdemayo.jpg

Cuando el detective Soto volvió a la oficina con esas buenas noticias lo primero que solicitó fue volver a revisar la lista de pasajeros y tripulantes en busca de las víctimas faltantes, por otro lado junto a su amigo Catuco se pusieron a trabajar en la copia de la bitácora del viaje, era una tarea abrumadora ya que la misma poseía hasta el más nimio detalle del viaje, desde datos técnicos, de navegación y meteorológicos, información de la cocina, del stock de materias primas y alimentos, cambios y novedades de cada guardia. Prácticamente todo lo que ocurre en un barco tan grande como ese se anota con lujo de detalles.

Al ver la cantidad de información que contenía el famoso libro, se decidieron por repartirlo entre ambos y también solicitaron la ayuda de otros oficiales y suboficiales asignados a la investigación que no estaban en ese momento de guardia o buscando en la lista de pasajeros. Sin embargo Juan Catuco reparó el algo que les ahorró bastante trabajo y tiempo, un detalle menor al que el amigo de Soto era tan apegado. Se concentró en las anotaciones del día 18 de noviembre de 1923, supuso que la fecha del 18 era trascendental para el asesino y que si había ocurrido algo grave seguramente sería en ese día o muy cercano en el calendario. No se equivocaba, allí estaba en la bitácora anotado el incidente mencionado por los tíos de Guadalupe Herrera al detective Soto en su visita de esa misma mañana, tal como la víctima se lo relató a sus parientes, ella misma observó a una pareja en actitud sospechosa, hablaban bajo y aunque no podía entender lo que decían ya que su idioma era desconocido para ella, la forma en que miraban para todos lados, el nerviosismo que demostraban y la actitud de culpabilidad la hicieron decidirse por comentárselo a un miembro de la tripulación, Catuco no se sorprendió al leer el nombre del tripulante, era Marcelino Díaz. Inmediatamente llamaron al oficial de cubierta quien junto a otros dos marineros detuvieron a la pareja que resultaron ser polizones. La situación se agravó de improvisto ya que el hombre al que identificaron como Piotr Kovak, polaco de nacionalidad, se puso violento y atacó a la pequeña guardia hiriendo a uno de los marineros de cierta gravedad y al oficial de cubierta con golpes y magulladuras, pero algo más grave ocurrió en ese momento, la esposa de Kovak, Agnieszka Ewa Mech quiso interponerse entre su marido y el un señor mayor, pasajero de primera clase que apareció de la nada blandiendo un puñal, con tal mala suerte que fue ella la que recibió una estocada que le provocó una herida mortal en el corazón.

Kovak fue reducido, la esposa llevada a la enfermería aunque ya sin vida y el marinero detenido para la investigación de los hechos. Todo esto había ocurrido frente al puerto de Montevideo en la República Oriental del Uruguay y el expediente fue derivado a los juzgados de ese país debido a que los hechos ocurrieron en su jurisdicción. Luego de un par de días el buque fue autorizado a zarpar hacia su destino final en el puerto de Buenos Aires. Hasta ahí lo mencionado en la bitácora. Las autoridades argentinas no habían sido informadas del incidente o bien el asunto se archivó dado que todo había ocurrido en Uruguay, un lamentable hecho que pudo haber pasado desapercibido si no fuera porque evidentemente Kovak había sido liberado (o se había escapado) y vino para Buenos Aires a vengarse.

En sus últimas horas en la Argentina Piotr Kovak dejó el cuarto del hotel sin mencionar que no volvería, no tenía equipaje y salió como las veces en que lo había hecho en oportunidades anteriores. Ya en el puerto y aguardando la hora de subir al barco volvió a pensar en ese fatídico hecho del 18 de noviembre pasado, se habían embarcado de polizones junto a su amada pagando al tripulante que les facilitó el acceso casi todo el dinero que tenían, no les importaba, solo querían venir para América donde estaba seguro que triunfaría y podría darle a Agnieszka todo lo que ella se merecía. Fue una gran desgracia que tuvieran que subir a cubierta en busca de algún alimento, estaban famélicos y con su esposa embarazada no podían aguantar más, por desgracia se interpuso esa joven insolente y todo se complicó en pocos minutos, su bella Agnieszka muerta y el sin voluntad de vivir. Solo se había mantenido con vida porque juró ante el cadáver de su esposa que se vengaría de todo el que hubiera participado de su muerte, del tripulante que llamó a la guardia, de la joven que avisó, de la otra mujer que no la ayudó y del viejo que le clavó un puñal en el corazón. También le juró que se volverían a encontrar en la otra vida, muy pronto.

Continuará….

La fotografía es de mi propiedad y muestra la Avenida de Mayo (lugar de los hechos contados en esta ficción) en la actualidad.

Héctor Gugliermo

@hosgug

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
STEEMKR.COM IS SPONSORED BY
ADVERTISEMENT
Sort Order:  trending


LOGO Nombre SINERGICA.png

Tu excelente publicación ha sido seleccionada por el equipo de curación de @sinergica.

Curamos la etiqueta #spanish con el token SPACO de la Comunidad de Hispano Hablantes, te invitamos a formar parte de nuestra comunidad.

Congratulations @hosgug! You have completed the following achievement on the Steem blockchain and have been rewarded with new badge(s) :

You received more than 50000 upvotes. Your next target is to reach 55000 upvotes.

You can view your badges on your Steem Board and compare to others on the Steem Ranking
If you no longer want to receive notifications, reply to this comment with the word STOP

Do not miss the last post from @steemitboard:

SteemFest Meet The Stemians Contest - The mysterious rule revealed

You can upvote this notification to help all Steem users. Learn how here!

Votado por el trail @team-mexico
Servidor en Discord TeamMexicoPRO ¡Te esperamos!

Delegaciones para @team-mexico ¡Ayúdanos a crecer!

10 SP - 25 SP - 50 SP - 100 SP - 150 SP- Mas información.
teammexico (1).png


Curado manualmente por @cristo