La Voz Bautista (marzo-abril de 1954, Chile), Cristo y los derechos humanos, Disciplina en la iglesia, Jesús da su vida, Nuestro Señor viviente, Ahias preve un reino dividido, El juicio de Jeroboam

작년

La Voz Bautista 46:3/4 (marzo-abril de 1954), publicación bautista chilena, Honorio E. Espinoza, Director. Temas claves:
Pág. 2, 5: “Cristo y los derechos humanos” (Cornelio Gatica A.)
Pág. 3–4: “Disciplina en la iglesia” (W. C. Taylor)
Lecciones de Escuela Dominical
Pág. 9–10: “Jesús da su vida”
Pág. 10–11: “Nuestro Señor viviente”
Pág. 11–13: “Ahias preve un reino dividido”
Pág. 13, 24: “El juicio de Jeroboam”

En páginas 2 y 5 sigue recontando sobre los derechos humanos fundamentales, destacando los documentos de siglo XVIII de los Estados Unidos y además mucho sobre la Declaración Universal de Derechos Humanos de la ONU. El artículo comenzó en LVB de febrero de 1954 y se continuará en LVB de mayo de 1954.

"De esta Declaración resaltan nítidamente algunos derechos considerados como fundamentales por ejemplo: Libertad, Igualdad, Fraternidad, Personalidad.
Veamos algunos de estos grandes derechos. Primero refirámonos a la Libertad.
¿Qué es Libertad? Según del Diccionario Castellano “Es la facultad de obrar como mejor se estime conveniente. Estado de quien no es esclavo; de quien no está preso. Facultad de hacer y decir lo que piense dentro de lo lícito, etc.”.
La libertad es la primera palabra de la vida. Es indispensable este gran principio en todos los aspectos de nuestra vida. Necesitamos libertad de pensamiento y de conciencia. Necesitamos libertad para reunirnos y asociarnos.
Todas las constituciones de los Estados Contemporáneos garantizan de una manera especial la Liberta en sus diversas manifestaciones. La nuestra los hacen en el artículo 10.
Ha sido por este gran principio que se ha derramado, tal vez, más sangre humana. A través de la historia han aparecido instituciones que han pretendido aplastar este derecho, p. ej.: la esclavitud , la servidumbre, la inquisición la segregación racial los Estados Totalitarios, el capitalismo financiero etc. Pero cada uno de estos monstruos enemigos de la libertad, ya han sido derrotados, o lo serán, si los cristianos tienen la suficiente fe para confiar en el triunfo de los grandes postulados del Cristianismo, que ha sido y es, actualmente el baluarte donde se refugia en su forma más amplia y sublime las Declaraciones de los derecho humanos a que hemos hecho referencia, han tenido su fuente de inspiración, directa o indirecta, en estos grandes postulados que Cristo estableció: Libertad, Igualdad, Fraternidad, respecto a la Personalidad y otros. Recreemos nuestro espíritu leyendo algunos pasajes de las Sagradas Escrituras: Lucas 4:17-19. “Y le fué dado el libro al profeta Isaías; y habiendo desarrollado el libro, halló el lugar donde estaba escrito: El Espíritu del Señor está sobre mí; por cuanto me ha ungido para anunciar buenas nuevas a los pobres; me ha enviado para proclamar libertad a los cautivos, y los ciegos recobro de la vista; para poner en libertad a los oprimidos; para proclamar el año de la buena voluntad del Señor”.
Juan cap. 8:32 y 36. “Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres”. “Si, pues, el Hijo os hiciere libres, seréis verdaderamente libres”.
2 Corintios cap. 3:17. “Y el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad”.
Gálatas cap. 5:1 y 13. “Estad pues firmes en la libertad con que Cristo nos ha hecho libres, y no os sujetéis otra vez bajo el yugo de servidumbre”.

  1. “Porque vosotros hermanos, habéis sido llamados a la libertad; sólo que no uséis vuestra libertad para dar ocasión a la carne; sino antes, por medio del amor, servíos los unos a los otros”.
    ¿Por qué Cristo dió tanto énfasis a la libertad? Cristo no pudo desentenderse de que el hombre fué hecho a la imagen y semejanza de Dios; que el hombre nace con este derecho, porque proviene de Dios mismo.
    No olvidemos, además, que el Evangelio es vida que tenemos que vivir día a día. Cristo dijo: “Yo he venido para que tengáis vida, y para que la tengáis en grande abundancia”. Los cristianos son los que viven esta vida abundante, porque esta vida se desenvuelve en un ambiente de amplia libertad.
    Digamos algo ahora de la Igualdad. El artículo 1.° de la Declaración Universal de los Derechos del Hombre dice: “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos”.
    La igualdad no puede existir sin la Libertad. La Historia nos enseña que todo régimen que priva de libertad al hombre, genera desigualdades. En la época antigua los hombres están divididos en castas sociales que los colocan en tal desigualdad de derechos, que nos resulta difícil comprender como pudo haber existido tal estado de cosas.
    El llamado Antiguo Régimen, propio de las monarquías absolutas, se caracterizó por una profunda desigualdad social. Había clases privilegiadas y clases no privilegiadas. Había desigualdad ante la ley, porque a los privilegiados les eran aplicables muy pocas leyes. Había desigualdad ante la justicia, por que a esta clase privilegiada no se aplicaba la misma justicia que a los no privilegiados. Había desigualdad ante cargos públicos, ya que estos los ocupaban sólo los que estaban en el poder. Desigualdad ante las cargas e impuestos públicos, porque estos eran pagados por lo no privilegiados.
    Esta situación humillante para la gran mayoría del pueblo no podía continuar, y fué así como una de las primeras medidas tomadas por la Asamblea Constituyente de la Revolución Francesa fue la abolición del Antiguo Régimen.
    Este postulado de la Igualdad, también se encuentra amparado por casi todas las Cartas Fundamentales de los Estados Contemporáneos. Nuestra Constitución la asegura para todos los habitantes de la República en el ya mencionado artículo 10. Igualdad ante la ley, ante la justicia, ante los cargos públicos y ante las cargas públicas." (páginas 2 y 5)

Páginas 3-4 habla sobre el tema de la disciplina en la iglesia.

"Una iglesia es un hogar cristiano del espíritu y la disciplina de la iglesia es esencialmente lo mismo que del hogar. Estamos preparando los hombres de Cristo, para la convivencia en él, y lo hemos de haber bajos su directiva y por medio de su poder espiritual. En verdad él disciplina a la vez a la vez a la sociedad en derredor.
¿Se ha fijado usted en que el gran capítulo sobre disciplina en la iglesia, el capitulo 18 de Mateo, coloca la responsabilidad de la disciplina sobre el conjunto de la humanidad, que se aplica a cada miembro individual la función del pastor en la parábola de las noventa y nueve ovejas? En la grey de Cristo cada oveja tiene corazón de pastor y va en busca de la descarriada primero individualmente, luego en grupo, y finalmente trae el problema a la iglesia en conjunto para la disciplina correctiva, una vez que la disciplina del consejo personal haya fracasado.
Si alguno es entusiasta para la disciplina correctiva, empiécela primero él sólo; vaya tras el descarriado y trate de hacerle volver. “Si te oyere, has ganado a tu hermano”. ¡Qué ganancia!
Guárdese bien la entrada y no habrá tanta necesidad de emplear la puerta de salida. Hemos de tener cuidado de recibir miembros. Es mejor tener comités para examinar al candidato antes del bautismo que no un comité para visitarle en disciplina después de ser miembro.
El Señor Jesús enseño a las iglesias a levantar normas. Ellos han de “ligar” (ver 18), ( es decir, tener ciertas normas de conductas obligatorias). Han de tener ciertas cosas como indiferentes, o permisibles (desligar). El lenguaje original de esta dicción del Señor significa que hemos de ligar aquí los que primeramente ha sido ligado en el cielo, y desligar lo que ha sido desligado en el cielo. Dios ha fijado las normas en principio; hemos de aplicarlas en la práctica en las iglesias. Cristo nos hace a nosotros responsables, cada iglesia, directamente.
Cristo gobierna mejor y más extensamente en la vida de sus discípulos en aquellas iglesias que enseñan, desarrollan y disciplinan." (páginas 3-4)

Página 7 nota el comienzo del año de licencia para misionero Parker y su familia.

La Voz Bautista - Marzo_abril 1954_1.jpgLa Voz Bautista - Marzo_abril 1954_2.jpgLa Voz Bautista - Marzo_abril 1954_3.jpgLa Voz Bautista - Marzo_abril 1954_4.jpgLa Voz Bautista - Marzo_abril 1954_5.jpgLa Voz Bautista - Marzo_abril 1954_6.jpgLa Voz Bautista - Marzo_abril 1954_7.jpgLa Voz Bautista - Marzo_abril 1954_8.jpgLa Voz Bautista - Marzo_abril 1954_9.jpgLa Voz Bautista - Marzo_abril 1954_10.jpgLa Voz Bautista - Marzo_abril 1954_11.jpgLa Voz Bautista - Marzo_abril 1954_12.jpgLa Voz Bautista - Marzo_abril 1954_13.jpgLa Voz Bautista - Marzo_abril 1954_14.jpgLa Voz Bautista - Marzo_abril 1954_15.jpgLa Voz Bautista - Marzo_abril 1954_16.jpgLa Voz Bautista - Marzo_abril 1954_17.jpgLa Voz Bautista - Marzo_abril 1954_18.jpgLa Voz Bautista - Marzo_abril 1954_19.jpgLa Voz Bautista - Marzo_abril 1954_20.jpgLa Voz Bautista - Marzo_abril 1954_21.jpgLa Voz Bautista - Marzo_abril 1954_22.jpgLa Voz Bautista - Marzo_abril 1954_23.jpgLa Voz Bautista - Marzo_abril 1954_24.jpg

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
STEEMKR.COM IS SPONSORED BY
ADVERTISEMENT