Venezuela Concurso / Semana 8 / Mi poema venezolano favorito.

2개월 전

Píntame Angelitos Negros.png

Imagen creada por mí en Canva especialmente para este concurso

Venezuela Concurso/ Semana 8/ Píntame angelitos negros

Hola, amigos. Encantada de participar en este concurso convocado por nuestra querida comunidad de #venezolanossteem. Un concurso muy creativo pensado por @aplausos Revisar aquí, de la mano de nuestras amigas @marcybetancourt y @solperez.

*****

Debo decir, antes de comenzar, que mi relación con la poesía más que racional, es emocional y que como profesora de Literatura venezolana son muchos los poemas que he leído y que se han convertido en parte de mi “soundtrack” literario de vida. Muchos textos de Rafael Cadenas, Eugenio Montejo, Yolanda Pantin, Leonardo Padrón, Alberto Barrera T. , Miyó Vestrini, poetas importantes de Venezuela, son mis favoritos, ya que parto de la idea de que si bien es cierto que al leer un poema estamos leyendo el mundo (en esa lectura debemos tener la capacidad de leer el viento, las calles, los sentimientos), cada poema que se anida en nuestro corazón es también un reflejo de nuestro mundo interno: cada poema favorito habla de nosotros, de nuestras vivencias, de lo que somos.

*****

Yo hoy quisiera hablarles no de la poesía que encontré en los libros, sino de aquella que escuché en casa; hablarles del germen, de aquella semilla que crece cuando la tierra es fértil: mi primer poema favorito.

Yo desde pequeña viví con mi abuela paterna, que era una indígena de la etnia de los Cumanagotos. Una india de cabellos largos y negros, aunque tenía más de 60 años. Mi abuela, a pesar de que era analfabeta, sabía muchas historias, canciones, poemas, no solo de su cultura sino de otras culturas ajenas a ella. Todo ese conocimiento lo había adquirido de forma oral y de esa misma forma lo transmitía. Así que, habitualmente, mientras nos peinaba o luego de la siesta diaria empezaba a contarnos historias, recitar poemas o cantar canciones que nosotras, sus nietas, escuchábamos con atención con la intención de aprendérnoslas.

*****

Entre los poemas que mi abuela nos recitaba estaban los poemas del conocido poeta del pueblo venezolano Andrés Eloy Blanco. Como todos saben, Andrés E. Blanco fue un poeta cumanés, popular, que no solo le escribió al amor, también a la vida, a la patria, a su pueblo. Mientras tejía nuestros cabellos largos, mi abuela recitaba La loca Luz Caraballo, La hilandera, La flor del apamate, Silencio, Florinda en invierno, pero había un poema, hecho canción, que mi abuela recitaba y los ojos se le aguaban, y a nosotras se nos ponía el corazón chiquito al verla llorar. Ese poema es Píntame angelitos negros. Hoy quisiera compartir con ustedes la última estrofa de este largo poema.

Pintor que pintas tu tierra,
si quieres pintar tu cielo,
cuando pintas angelitos
acuérdate de tu pueblo
y al lado del ángel rubio
y junto al ángel trigueño,
aunque la Virgen sea blanca,
píntame angelitos negros.

*****

Píntame angelitos negros es uno de los poemas más famosos de Andrés Eloy Blanco. El poema habla de la discriminación, de la diferencia entre blancos y negros. El detalle es que, después con el tiempo, me pregunté por qué mi abuela lloraba cuando recitaba este poema y si alguna vez sentiría en carne propia la discriminación. Nunca lo supe. Lo que si me quedó claro, luego de muchas lunas y muchos soles, es que la poesía, como manifestación individual del mundo, es capaz de moverle las fibras a cualquiera, y quiero pensar que mi abuela no lloraba por haber sido discriminada, sino por la emoción que le producía este poema. Recordemos que todo buen poema no solo suena en nosotros sino que hace eco, y ese eco es el que mi abuela me transmitió a mí.

HASTA UNA PRÓXIMA OPORTUNIDAD, AMIGOS

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
STEEMKR.COM IS SPONSORED BY
ADVERTISEMENT
Sort Order:  trending

Excelente tu manera de transmitir tu poema favorito que viene con historia, con cabellos peinados, lágrimas, olores, sensaciones, crianza y aprendizaje y toda esa amalgama te conforma y originó en ti también ese apego a la poesía y yo diría que a querer enseñarla también.
Un abrazo.

·

Los que somos educadores, y tú lo sabes, amiga, tenemos una semilla en el fondo del corazón que alguien puso ahí, pero también llevamos una bolsita de ellas en la mano para ir sembrándolas, si la vida lo permite, en el corazón de los otros. Ojalá que la vida siempre se nutra de la semilla de la buena poesía. Abrazos

·
·

Y ojalá que siempre nos dejen sembrar. Hermosa manera de mostrar la misión nuestra. Un abrazo y sigamos en el empeño.

Un post lleno de hermoso recuerdo, también para mí este poema me pone el corazón chiquitico, esa forma de decirnos que no discriminemos a la gente por el color de su piel es demasiado hermoso.@nancybriti un abrazo.

·

Así es, querida @sacra97, las diferencias están demás. La discriminación es un monstruo que muchas sociedades han alimentado y que la literatura, por lo menos, debería combatir. Este es un poema que debería ser estudiado y aprendido por todos los niños de Venezuela. Un abrazo fuerte