Manitas, ¿para que las tienes?

지난달
Llegamos a una cabaña cierta mañana, luego de subir una cuesta en bicicleta, de esos paseos de fin de semana; allí vendían bebidas caliente de sal y de dulce; la señora que nos trajo la sopita, era mayor; pero lo curioso fue que me fije en sus arrugadas manos; ¡benditas sean tus manos que nos traen calor! dije mirando a la señora; ella sonrió y dijo: -gracias joven, estas manos criaron a 11 hijos; y gustan de atender a los visitantes, siempre he tenido esta posada para viajeros; a ellas les gusta estar ocupadas y servir, gracias por su cumplido, joven-


Ojeando la página de Sylvana González me fije en una curiosa historia, que robo mi atención se trata de una abuela que está hilando manualmente, y la nieta le hace una pregunta de gran expectativa para la niña, ¿cómo se afronta el dolor? -pregunta la niña- Con las manitas mi amor, le contesta la anciana sin parar su labor. ¿Con las manos? -suspira la niña sin entender- Sí, dice la abuela, yo creo que las manos son las antenas del alma; si te ocupas en labores manuales, tu mente va a divagar menos y por consecuencia se mitiga el dolor que produce el recuerdo.


Entonces ¿las manos son realmente importantes? Sí, Según observaciones de todos los tiempos, cuando los bebés inician a conocer a mami, lo hacen de manera táctil, ellos al parecer ven claro días después, mientras tanto reconocen el calor y los latidos del corazón de la mami con las manos que les trasmiten esa información. Luego ellos mismos saben cuándo mami los está bañando o cambiando de pañal; cuando una persona que no es su mamá los atiende, ellos notan la diferencia, gimen y hasta lloran, porque las manos de su madre les trasmite ternura, otras manos, simplemente los ayudan.


Las manos son capaces de transformar la esencia de los alimentos, las manos son hábiles para sanar dolores musculares, cuando el niño se cae; las manos limpian las lágrimas y dan sensación de relajación; todo ello es kinestésico, casi imperceptible a la razón. -De ahí le decía la abuela- es importante que te acostumbres a ocupar tus manitas, en tocar el piano, o una guitarra, o aprender a hilar, o a escribir, y lo más importante a crear acercamiento con el calor de tus manitas, ayudando al necesitado cuando sea posible.



Recuerda: ¡Antes que todo, adquiere sabiduría!

  • Nota: Esta publicación pertenece al mismo autor del blog:

https://whaleshares.io/@caminante
https://hive.blog/hive/@hermandadsteem
https://fertellez-soycaminante.blogspot.com

Y, del canal YouTube – Soy Caminante-
https://www.youtube.com/feed/my videos

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
STEEMKR.COM IS SPONSORED BY
ADVERTISEMENT