Relato: De regreso a Plutón

2개월 전

Durante los cinco años posteriores a la disolución del Imperio Futhork llevé una vida tranquila y apacible en la Tierra, mi hogar. Trabajaba de forma autónoma; vivía en un pequeño departamento cerca del Centro Histórico, y tenía una vida social activa. Sin embargo, heme aquí nuevamente en Plutón, con los anillos de Saturno adornando su cielo estrellado.

La razón de mi retorno fue la política. Justo en estos momentos me pidieron que representara a Plutón ante la recién formada Confederación de los Sistemas Solares; las razones estaban de sobra. Soy la hija adoptiva del rey de Plutón y fui durante un tiempo muy corto la Emperatriz de los Universos Conocidos, la gobernante de los Futhork, el pueblo sombra. Fui la responsable de su disolución, decisión por iniciativa propia como parte de mi promesa de no permitir que los Futhork invadieran Plutón y la Tierra. Tenía amplio conocimiento de la política krigsgaldr y futhork, así como de la política terrícola, convirtiéndome en la candidata ideal para el puesto que me ofrecieron.

Una mujer terrícola representante de un planeta tan distante sonaba extraño, pero en realidad tiene sentido cuando conoces la historia del pueblo que lo habita, los Krigsgaldr. Éstos eran descendientes de los atlantes, la civilización más antigua y avanzada de la Tierra; seres humanos como yo en apariencia, pero con grandes cambios fisiológicos en su fuero interno, por no decir que poseen doble corazón y pulmón, aparte de un sistema inmune más fuerte que puede adaptarse tan fácilmente al oxígeno de la Tierra como al de Plutón.

Sin embargo, el único asunto que lamento mucho es la exclusión de la Tierra. No es que seamos menos que el pueblo de arena de Júpiter o el pueblo élfico de Erwhan, ubicado en el Sistema Solar de Erengor; nuestros problemas internos, por no decir que somos una raza belicosa, poco empática, y muy problemática hasta en las cosas más sencillas, son mucho más grandes de lo que yo pensaba. Y si a esto se agrega el terror irracional hacia otras formas de vida (sí, han visto nuestras películas y leído nuestros libros) y el ego enorme de pensar que somos los únicos que vivimos en la Vía Láctea, entonces uno como terrícola cae en la cuenta del por qué de esa exclusión tan razonable.

Si los líderes mundiales se esforzaran por buscar la paz, por solucionar los conflictos y por no dejarse llevar por el poder, entonces el planeta podría participar en aquella Confederación Galáctica. Es una ilusión ahora, pero confío que quizás en unas centurias pueda lograrse. Solo es cuestión de constancia y de voluntad.

Por ahora, asumiré mi papel como krigsgaldr y daré lo mejor de mí para representar a mi patria adoptiva.

Fuente de la imagen: Pexels

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
STEEMKR.COM IS SPONSORED BY
ADVERTISEMENT