Caminando con los muertos... (Relato breve)

지난달

image.png

Fuente

Caminando con los muertos

Luego de 5 años, el hombre regresó a su casa. El tiempo lo había vuelto una sombra, una criatura gris con alma vieja, como si dios en todo este tiempo jamás hubiese visto por él. La mujer lo fue a buscar porque la familia de él la llamó: “Tu esposo está grave y no hay nadie quien lo atienda”, le dijeron, y la mujer, a pesar de que el esposo la había abandonado por una muchachita de veinte, lo había ido a buscar. Un viaje de seis horas y muchas lágrimas de rabia había vivido la mujer hasta llegar a donde estaba el hombre, hecho una piltrafa humana. “Lo vine a buscar porque me toca, no porque quiera”, le había dicho y recogió lo poquito que había en la casa e hizo el mismo día el viaje de regreso, ahora con el hombre casi moribundo.

:::::

Cuando el hombre llegó a la casa, los niños que jugaban lo miraron con recelo. Eran tres: uno de 9, 7 y 5 años. El hombre le preguntó a la mujer: ¿eso son mis hijos? Y la mujer dijo de manera seca: sí, y siguió hacia la cocina. Desde donde estaba, el hombre vio que los niños descalzos y sucios lo miraban con miedo. El mayorcito lo miraba fijamente, mientras que los otros dos se tapaban el rostro con la cortina. El hombre volvió a decir: ¿Han preguntado por mí? La mujer regresando de la cocina, le respondió: varias veces, pero les dije que estabas muerto.

:::::

_¿Y por qué le dijiste eso, mujer? ¡Ahora me miran con miedo!

_Porque fue mejor decirles que usted se había muerto y no que nos habías abandonado. Sus hijos no lo recuerdan con rabia, porque no lo conocieron. Cada domingo, ritualmente, salgo a llevarle flores a usted al cementerio y las dejo en cualquier tumba, y llego a mi casa con las manos vacías. Cálmese, mis hijos lo ven con miedo no porque sepan que usted es su padre, sino porque desde hace 5 años, desde que usted salió de mi casa, la muerte había estado detrás de usted y por fin lo ha encontrado.

HASTA UNA PRÓXIMA LECTURA, AMIGOS

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
STEEMKR.COM IS SPONSORED BY
ADVERTISEMENT
Sort Order:  trending

No es la muerte, el hecho de desaparecer físicamente, sino más bien el de ser olvidado aún estando presente en este mundo, quienes no valoran lo que tienen, deambularán por la vida buscando lo que nunca encontrarán.

Es bueno saber que el amor verdadero de un ser, puede aceptar cualquier condición y tratar de salvar el alma de quien nunca supo apreciar lo que tenía como mujer.

Pronto traeré algo que le interese.Excelente relato amiga @nancybriti.

·

Qué comentario tan bonito y reflexivo, @adeljose. Creo que de eso se trata la vida. De acompañarse y valor a las personas. Es falso que cuando amamos, lo hacemos sin esperar nada a cambio. Amamos y necesitamos ser amados. Reciprocidad en los sentimientos. Un abrazo fuerte para ti

Amiga bella, excelente texto. Extrañaba leer tus relatos y tus diarios. Gracias por todos los lindos y solidarios mensajes que me hiciste llegar a través de @acostacazorla, no te imaginas cuán importantes fueron para mí. Te abrazo.

·

Querida mía, qué bueno es leerte, saberte activa. Tengo tantas cosas por decirte, que prefiero mejor callarme y darte un abrazo fuerte fuerte

·
·

Gracias por tanto, mi querida @nancybriti. Tu silencio habla y alienta mi alma.

No puedo evitar detenerme un momento en el aspecto frívolo de la historia y hacerme cábalas sobre lo que pensaría el hombre, en ese momento, al reflexionar y pensar si mereció la pena morir para su propia sangre, con la que incumplió la más sagrada de las obligaciones, por un tentador mordisco a una manzana de veinte años. Lo que a su vez me hace replantearme (y lo digo con todo el respeto) si en el Génesis no hubiera sido más fácil para la serpiente haber tentado a Adán, puesto que bajo mi punto de vista, el hombre siempre ha sido mucho más fácil de seducir que la mujer. Abrazos

·

Jajajaja. Pues, pa' que decirte que no, si sí. Mi teoría es que cada día, dentro de nosotros, hay una lucha de titanes entre lo que debemos hacer y lo que realmente queremos, entre cerebro y cuerpo. Y a veces gana el cuerpo... Abracitos