Programación Neurolingüística para idiomas: gramática interna y externa | Educación

3년 전

Gramatica11.jpg
Fuente: Aboutworldlanguages.com

En un mundo cada vez más globalizado, es imposible negar la importancia de aprender un nuevo idioma para ampliar nuestros horizontes. Por regla general, este proceso es tedioso, complejo y suele llevar a frustraciones que generan el abandono del estudio (sin importar si es formal o informal). Esto puede parecer inevitable, considerando los retos del aprendizaje de una lengua que no es nuestro idioma materno.

Sin embargo existe una forma en la cual el aprendizaje se hace mucho más fluido y cómodo, y esa es a través de la implementación de estrategias enfocadas en conocimiento previo. A esto le llamaremos "Aprendizaje neurolingüístico", y es una estrategia que combina el PNL con el estudio, creando un sistema cohesivo y funcional para aprender un idioma de una forma natural.

Programación neurolingüística enfocada en estudios

Todos tenemos un sistema diferente de aprendizaje. Eso nos hace únicos y capaces de comprender de forma individual las situaciones que nos rodean. Sin embargo, una teoría que ha cobrado fuerza recientemente sostiene que este sistema que tenemos no es fijo, y que puede ser controlado y adaptado a un esquema mucho más productivo para la aplicación de estos conocimientos. En esto es donde entra la programación neurolingüística, una técnica eficiente para "reprogramar" nuestros cerebros y acciones para funcionar de forma asertiva.

Basados en la teoría de educar el cerebro de forma cohesiva para adaptarse a lo que buscamos lograr, se toma el aprendizaje (en este caso, de idiomas) como la base para explorar la relación del ser humano con la lengua. Más que servir para aprender, sirve para lograr el objetivo final de una lengua, que es sentir naturalidad y fluidez con el mismo a nivel comunicativo. En este caso, se analiza el proceso a través del cual interactuaremos con la lengua como un todo, y se trabaja en base a lo que se tiene para "programar" la relación con el nuevo conocimiento.

Esto es lo que permite que al final del día, logremos generar un aprendizaje concreto, que perdurará en el tiempo. Sin embargo, ¿Cuál es el sistema real de este tipo de aprendizaje neurolingüístico? Se divide en dos partes igual de importantes, que están invertidas en el proceso de aprendizaje usual que manejamos con idiomas (usando como base, la enseñanza del inglés a nivel académico básico).

Las subdivisiones son las siguientes:

  • Gramática INTERNA.
  • Gramática EXTERNA.

La idea es poder conocer como estas dos se relacionan entre ellas para tener en cuenta lo que haremos a través del proceso de aprendizaje con ellas. Por los momentos, es importante definir la gramática como fuerza integral para reconocer otra lengua, y luego romper el paradigma usual de enseñanza en uno más enfocado a la capacidad y comportamiento humano.

¿Cómo influye la PNL en el aprendizaje de una lengua nueva?

Gramatica2.jpg
Fuente: Pixabay

Nuestro cerebro funciona de manera "estándar" hasta cierto punto. La simpleza del proceso hace que, sin embargo, muchas personas no comprendan completamente sus funciones en cada uno de las divisiones de nuestras vidas. Sea para la socialización, el establecimiento de objetivos, el trabajo, las relaciones románticas, el aprendizaje y todos los otros aspectos de nuestra interacción con el mundo. Cada una de estas cosas puede ser 'recalibrada' de manera que funcione de forma mucho más eficiente, creando una ruta al logro mucho más ordenada.

Uno de los sistemas más comunes donde podemos encontrar la relación del estudio usando PNL en aprendizaje de idiomas es una aplicación muy famosa: Duolingo. Seguro que muchos amantes de los idiomas o aficionados a aprender tienen o tuvieron en algún momento este pequeño pájaro verde en sus dispositivos inteligentes. La realidad es que la aplicación hace uso de la estrategia de gramática interna/externa de una forma novedosa y funcional: combina ambas técnicas en simultáneo.

La aplicación trabaja con el oír/pronunciar, de forma simultanea con la escritura/lectura para garantizar que el aprendizaje se fije en la persona. Y esto es en resumen, lo que se busca. Pero detrás de este interesante sistema, hay una teoría que lo respalda con fuerza. Está comprobada su efectividad en el aprendizaje de idiomas por muchos profesionales y estudiosos de la lengua. Se trata de la ruptura de la gramática en lo conocido y desconocido, y en enfocar el proceso alrededor del nuevo idioma de forma invertida a lo que conocemos hasta ahora.

Piensa en un segundo en las clases de inglés que has visto a lo largo de tu vida. En la mayoría de los casos, estas se enfocan en aprender un idioma basado en la gramática (escribir y leer en simultáneo), sin dar un tercer paso (verbalización del lenguaje) hacia la sino hasta bien avanzado en la clase. Este paradigma de aprendizaje se enfoca casi de forma exclusiva en el manejo de los símbolos como guía, y no en lo que realmente ocurre en nuestros cerebros al momento de aprender.

Pensemos ahora como aprenden los niños su idioma materno. Para ellos, aprender está ligado a satisfacción de necesidades y curiosidad. Necesitan el lenguaje para comunicarse con otros, sean sus padres, cuidadores o el mundo en general. Asimilan el idioma que manejan todos a su alrededor de forma instintiva como lo que es, una herramienta para su desarrollo social. Pueden pedir comida, agua, comunicar si les duele o quiere algo, hacer preguntas sobre el mundo que los rodea y todo lo demás. Pero no aprenden gramaticalmente hasta más avanzada su experiencia en el idioma, cuando ya tienen cementado su conocimiento a través de la verbalización y comunicación.

Claro está, ya no eres un niño, y este sistema básico de aprender para poder comunicarte no funciona al 100%. Por ello, el principio de la audición y la verbalización como herramienta debe ser adaptado al funcionamiento de tu cerebro adulto. Por ello, se subdividen las lenguas (y el aprendizaje de ellas) en la gramática interna y externa.

¿Qué son la gramática Interna y Externa?

Gramatica3.jpg
Fuente: Pixabay

El PNL indica que hay que habituar o entrenar al cerebro a funcionar de forma que se cree una identidad armónica con el proceso de aprendizaje. Para esto, se trabaja usando la gramática como base. Pero lo que quizá no sabes es que no existe un solo tipo de gramática. De hecho, hay dos primordiales que se conectan directamente con la relación que tenemos con la lengua que manejamos.

Gramática Interna

GRAMÁTICA INTERNA Conocimiento inconsciente que tiene el hablante en su propia lengua y que da cuenta de la competencia gramatical adquirida, en virtud de lo que el generativismo llamaba LAD (Language Adquisition Device) - noción de competencia lingüística - competencia comunicativa subcomponente - discursivo - sociolingüístico - estratégico

Fuente: Slideshare

Todos manejamos actualmente un lenguaje, es cierto. Pero lo que usamos más (de forma usual) es el conocimiento auditivo-cognitivo relacionado con el mismo. Nuestros oídos son los encargados de interpretar y repetir todo lo que llega a ellos a través de nuestras cuerdas vocales. Con facilidad podemos repetir casi verbatim todo lo que dice otra persona. Y dependiendo de nuestro oído musical (y edad, los niños lo hacen con mayor facilidad) podemos incluso replicar la cadencia de forma casi exacta.

A esto se le llama gramática interna, que es la que nosotros trabajamos sin necesidad de que intervengan otros factores. Es la que nos permite comunicarnos con otros de forma fácil. La mayor limitación que suele tener es la variedad de entonaciones que hay, e interpretaciones para expresiones usuales o particulares. Por regla general, la gramática interna no está limitada por casi nada, y es probable que, salve la excepción del desconocimiento de otro lenguaje, puedas comunicarte libremente con la mayoría de los que te rodea.

Ahora, el proceso natural de adquisición de un vocabulario para un niño 'defenderse' y comunicarse con su entorno suele llevar alrededor de 3-4 años desde la adquisición de la capacidad para hablar (en casos normales). Esto implica que ya a los 5 años puede establecer comunicaciones más o menos complejas con quienes le rodea. Si bien esto dependerá por supuesto de su ambiente (nivel de educación de criador, participación en actividades con pares, socialización con adultos, educación formal -maternales, preescolar-, etc), es seguro asumir que ya a esa edad domina de forma coherente la gramática interna. Y es en este paso, donde es bueno empezar a introducir sonidos ajenos al lenguaje hablado de forma común, pues le abre la puerta a facilidad de aprendizaje más adelante.

Gramática Externa

GRAMÁTICA EXTERNA Incide sobre los niveles más externos o superficiales del sistema lingüístico, tales como el vocabulario y la fonética, sobre todo en los modos o hábitos de pronunciación, que son los más permeables a modificaciones resultado del contacto cultural que deviene en contacto lingüístico. Las formalizaciones de la gramática escolar también formarían parte de esta gramática externa GRAMÁTICA ANALÍTICA la que elabora el lingüista. GRAMÁTICA PEDAGÓGICA la que elabora el didacta (Docente) - Promover la reflexión y sistematización acerca de los contenidos lingüísticos involucrados en las estrategias discursivas que emplean los alumnos. - Intervenir en cuestiones lingüísticas que fueron apareciendo reiteradamente en la lectura y la producción de diferentes textos.

Fuente: Slideshare

Esta es la más compleja de las dos, y a nivel idiomático, suele ser la más complicada de aprender. La realidad es que nuestro cerebro asocia de forma distinta los símbolos y los sonidos. Por eso es que a nivel educativo, es importante reconocer el factor humano en el proceso de aprender un nuevo idioma. La simbología que viene ligada a los sonidos, no siempre es exacta. Poniendo el caso del español, salvo contadas excepciones (letras mudas, por ejemplo), existen pocas interpretaciones auditivas diferentes al momento de expresarnos en esta lengua. Este no es el caso con idiomas como el francés, que interpreta el sonido de los símbolos de maneras muy variables, enfocándose en letras mudas, pronunciación (o no) de silabas y similares.

Esta diferencia de relación símbolo-sonido es lo que suele crear la complejidad para el aprendizaje de los idiomas. En especial porque contrario a la adquisición del lenguaje hablado (gramática interna) el lenguaje escrito (gramática externa) no tiene un punto máximo en el cual se indica que se tiene adquisición completa del idioma. Pongamos ejemplos claros para identificar esta relación desigual: las personas pueden vivir mucho tiempo sin saber leer ni escribir, sin embargo pueden relacionarse con otros de manera libre por el lenguaje hablado. Esto es, a ciencia cierta, uno de los factores más importante del desarrollo humano a nivel comunicativo.

Ahora, teniendo en cuenta la complejidad de la gramática externa y el proceso complejo de aprendizaje, hay que identificar de forma clara los factores adicionales que entran en juego. Uno de los principales es la variedad de simbología. Nuevamente usando el español como base, pensemos en idiomas como el mandarín. Los símbolos difieren mucho de los que usamos a diario, igual con lenguas como las árabes, o las nórdicas. Existen 'letras' que nosotros no manejamos, y que por supuesto representan una complejidad superior a aprender a pronunciar palabras en un idioma nuevo.

Otro a tener en cuenta es el vocabulario. A nivel verbal, podemos manejar un vocabulario básico e ir aprendiendo de forma activa nuevos términos. A nivel escrito, es probable que recurras a traductores en línea, o similares, como primera alternativa para "saber como se dice algo". Y esto es, hasta cierto punto, válido. Pero no completa el sistema de aprendizaje activo, y es poco probable que lo que acabas de 'aprender' sea recordado a largo plazo.

La gramática interna y externa aplicadas al aprendizaje de nuevos idiomas

Gramatica4.jpg
Fuente: Pixabay

Usando lo que ya conocemos sobre los dos tipos de gramática, usamos el conocimiento ligado a la programación neurolingüistica para iniciar el proceso de aprendizaje de un nuevo idioma. La sociedad actual aplica en muy pocos casos estas técnicas para el aprendizaje concreto de una sola tarea. En este caso, un lenguaje nuevo.

Sin importar si tu mejor método de captación es el auditivo, visual, kinestésico o demás, es importante que tengas en cuenta que el oído será tu mejor amigo para aprender un idioma nuevo. La interpretación que hagas de los sonidos servirán como guía para la fijación del conocimiento adquirido. Sin embargo, ten en cuenta que es difícil encontrar instituciones que se enfoquen en el aprendizaje auditivo por encima del gramátical, y que aunque encuentres cusos "conversacionales" estos irán fuertemente ligados a interpretaciones anticuadas del proceso de aprendizaje.

La idea de conocer la PNL para idiomas es que puedas, por tu cuenta, hacer un sistema de fijación de los conocimiento adquiridos de forma formal. De esta manera, aceleras tu avance y aplicas con mayor facilidad el conocimiento adquirido en los casos que sean necesarios.

Juegos PNL para fomentar el aprendizaje basados en la gramática interna/externa:

  • Papa caliente: personas que quieren aprender el idioma se pasan una 'papa caliente' uno al otro de forma dinámica, esto para impulsar a hacer preguntas en el idioma nuevo. La memoria de trabajo se activa, y las personas deben participar activamente para mantener el flujo del juego. Quien tarde mucho tiempo, se 'quema' y se pasa al siguiente.
  • Corregir información: se le da a los participantes una lista de cosas. Ellos deben preguntar en el nuevo idioma sobre estas cosas, verificando entre ellos la veracidad de la información. Esto los invita a hablar primero y luego escribir, asentando la información obtenida.
  • Atrás-adelante: se da un misterio, se conversa y se hace dinámica participativa (preguntas generales) sobre lo que ocurre en un caso incierto. De esta manera, se va de atrás hacia adelante en el proceso a medida que los participantes 'adivinan' lo que se está hablando.
  • Interpretación abierta: los audios son interpretados sin conocer la gramática. ¿Que perciben? ¿Qué entienden? ¿Qué ocurre? Luego, con un recurso visual o de texto, se verifica que la información obtenida de la interpretación sea veraz.
  • Lápiz-lápiz: para fomentar la pronunciación correcta y evitar la escritura (factor de distracción) se coloca el lápiz en la boca, y alrededor de él se empieza a completar una serie de enunciados. El hablar y realizar una acción verbal forzada en el proceso genera mayor impresión sobre lo que se hace, fomentando la pronunciación correcta y la memorización accesoria del evento.

Par quienes conocen la programación neurolingüística, los usos son sorprendentes. Y tienen sin duda, el potencial para cambiar tu percepción del mundo. Ahora que sabes sobre gramática interna y externa, te invito a aprender un idioma de atrás hacia adelante, escuchando y entendiendo para luego manejar la gramática. De esta manera, el proceso será acelerado y tendrás en tus manos las herramientas para transformar tu percepción del mundo en poco tiempo.

¿Te interesa este tema? Acá puedes encontrar más información:

En caso de que quieras verificar por tu cuenta la utilidad del PNL como recurso de aprendizaje de idiomas, te dejo algunos links que te pueden ayudar a expandir tu base de datos. Y te invito a aprender más sobre la PNL como base para adquirir nuevos conocimientos en todos los ámbitos.

-A.

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
STEEMKR.COM IS SPONSORED BY
ADVERTISEMENT
Sort Order:  trending

Genial... jejeje PNL para el modelado el éxito...

·

¡El PNL es fundamental para crear nuestro futuro! Creo que las palabras son armas, son las mejores que existen y nos pueden llevar a nuevas alturas. ¡Gracias por pasar!

-A.