Remembranza de una travesía llanera.

3년 전
Hola queridos amigos de Steemit, hoy inicio un gran desafío en mi experiencia como integrante de esta familia; me complazco en saludarles y compartirles mis ideas. Estoy teniendo la osadía de probar mi capacidad narrativa ya sea de hechos ficticios o auténticos como en el episodio que les presento. Aquí rememoro acciones que ocurrieron en mi vida hace ya mucho tiempo: la odisea de un viaje por un camino abrupto y accidentado a través de una gran extensión de terreno lodoso e inundado.

Historia familiar.

Mi nombre es @auralucy. Nací de padres descendientes de extranjeros llegados a Venezuela buscando mejores rumbos para sus vidas. Mis abuelos, uno español y otro italiano, decidieron residenciarse en la parte centro sur de Venezuela, específicamente en Camaguán, estado Guárico. Mis progenitores fueron muy prolíficos y tuvieron una gran descendencia, como dice la Biblia: "como la estrellas en multitud o como la parra cargada de vides". nueve hijos, cinco hembras y cuatro varones. El pueblo donde nací era favorable solo a aquellos que tenían una buena posición económica: hatos con ganado y agricultura... para el resto de la población era una situación difícil y con pocas oportunidades de progreso. Ya mis padres tenían seis hijos de los cuales yo era la cuarta, cuando decidieron salir de su lugar natal también en busca de una mejor calidad de vida para la familia. No poseo muchos detalles específicos de esos preparativos, escapan de mi memoria, solo retengo algunos episodios relacionados al diario vivir. Tenía tenía seis años y cursaba el segundo grado de primaria, a mediados del año escolar estalló la "bomba": "nos vamos a Calabozo" (alegría y jolgorio en el hogar). Entre los hermanos de mi mamá, había algunos de posición económica holgada, los llamábamos los tíos ricos, y con su ayuda se planificó el viaje. Se hicieron los preparativos cargando solo con las cosas más necesarias, nos mudamos para un pueblo de mayor importancia en el estado Guárico, Calabozo

Se desborda el Portuguesa.

Camaguán nuestro pueblo natal, posee un hermoso estero formado por la inundación de las tierras más bajas del lugar, algo así como una gran sabana, la cual poseía una superficie irregular con hondonadas y partes llanas. Durante la estación lluviosa, y por efecto de las continuas precipitaciones torrenciales que se producían, (cuando llovía, llovía a cántaros), las tierras eran inundadas por el desbordamiento del río Portuguesa, a cuyas riberas se halla asentado el pueblo, las aguas del río salían de su cauce y las las sabanas quedaban totalmente cubiertas de agua, una auténtica belleza que se conoce con el nombre de "Estero de Camaguán". Las lluvias se prolongaban alrededor de seis meses con mayor o menor intensidad; durante todo ese lapso las aguas se acumulaban en el terreno irregular. Este hecho rompía toda la comunicación del pueblo con los otros sitios del Estado, impedía la circulación por tierra entre los pueblos, pues no existía la carretera nacional. El transporte a los lugares aledaños se hacía en unas canoas llamadas fuera de borda o fuereeborda en el lenguaje coloquial del pueblo. También se movilizaban a lomos de caballos y mulas.

SAM_0927.JPG

Sabanas inundadas por las persistentes lluvias.

Fuente

Sin título.jpg

A los sitios cercanos podía llegar en canoas o en bestias.

Fuente

A los sitio más lejanos, únicamente se podía acceder atravesando el estero en embarcaciones a motor. Debido a este conjunto de factores los lugareños no veían un vehículo a motor: llámese jeep, camión o cualquier otro, durante los restantes seis meses del año, eso sin contar el tiempo que transcurría mientras bajaban las aguas, el terreno se secara lo suficiente para reparar el camino y ponerlo en condiciones de transitar por él. En la realización del trabajo se empleaban tractores, rastras, apisonadoras etc, máquinas usadas para abrir vías de comunicación en los lugares más inaccesibles de los llanos.

Bajan las aguas.

La distancia entre Camaguán y Calabozo es alrededor de cien kilómetros, hablamos de medidas realizadas luego que se construyó la carretera, obra de vital importancia para Guárico y Apure. Recalcamos la extrema imposibilidad de los lugareños de comunicarse con otros poblados por el aislamiento sufrido más de la mitad del año. En enero del siguiente año, cuando se abría el camino llegaba el primer camión, vehículo más alto y por tanto apto para adentrarse en las tierras pantanosas, los cauchos envueltos en unas cadenas que facilitaban la labor de levantar el carro cuando se quedaba atascado en el pantano porque el suelo en muchas partes permanecía inundado. (Quiero destacar el hecho de que las palmeras que forman parte del ecosistema permanecían en pie, airosas en medio del agua que las inundaban; estas plantas tienen la capacidad de sobrevivir tanto en verano como en invierno, y se agrupan formando los palmares, refugio de la fauna silvestre). A todas estas, en el pueblo todo era excitación, fiesta, los lugareños salían a recibir a los primeros camiones en los cuales llegaban los comerciantes y visitas que acudían al lugar. A veces arribaban uno o tal vez dos vehículos juntos. Tocaban sus cornetas cuando se aproximaban al pueblo y la gente aplaudía, lo muchachos brincaban y reían, era todo un espectáculo para los camaguaneros.

¡Por fin el viaje!

Retomando el tema del viaje, un tío rico, no tanto como el Rico Mac Pato de Donald, tenía un hato, camiones, ganado vacuno y cerdos, entre otros, ofreció un camión para hacer la mudanza. El vehículo estaba provisto de todo lo necesario para realizar la travesía a través del camino encharcado: desde palancas para levantar el carro si se pagaba, y ponerlo en marcha de nuevo, hasta cualquier otra herramienta. El tío Alejandro era el conductor del camión y uno de sus peones, Eladio, era el baquiano, persona conocedora de los esteros, recuerdo que parecía todo igual, agua, partes secas, agua… y un camino tortuoso, lleno de terrones, que seguía el curso caprichoso del agua zigzagueante alrededor de las partes secas y las más profundas aún llenas de agua.

Comienza el itinerario.

Salimos del pueblo al amanecer, mi mamá iba adelante con su hermano y el ayudante, papá y los seis muchachos (el menor de dos años), junto con toda la mudanza apilados dentro de la jaula del camión, cubierta con una lona llamada encerado, para impedír que se mojara “la carga” por efectos de las lluvias tardías del invierno. Me parece recordar que incluso el perro, un animal grande llamado Apureño, el cual debe haber sido nativo de San Fernando de Apure, iba con nosotros. El calor era insoportable, seguro comimos, pero no recuerdo, si que todos nos mareamos, hasta el perro (con el resultado que ya adivinan), esto a consecuencia de los continuos giros bruscos del vehículo para evitar atascarse en el lodo, los huecos, los baches y cualquier otro obstáculo en el camino. Por supuesto el encerado era levantado cuando el tiempo lo permitía par airear el interior del camión. ¿Cómo hicimos el viaje? ¿sentados en el equipaje, en el suelo, de pie? ¡No lo recuerdo!

4-large4-1.jpg

El transporte para el viaje era algo así: todo cubierto con la lona y cadenas en las llantas.

Fuente

El chofer.

El conductor, el tío Alejandro, no conocía para nada la vía, y desde nuestra incómoda posición le oíamos preguntarle al copiloto: ¿Por dónde Heladio? Por la izquierda, ¿Por dónde Heladio? Por la derecha… y la muletilla nos acompañó por todo el camino, una verdadera pesadilla. Les diré que la anécdota es inédita, auténtica e increíble, tomando en cuenta que la narradora, en ese tiempo tenía solo seis años de edad y que pudiera recordar tantos detalles, sin preguntar a sus hermanos mayores, sin tener un diario ni apunte alguno, solo la experiencia vivida, iniciada con mucha alegría porque iban a la ciudad, pero que llegó a ser un trauma de dimensiones incalculables.

¡Increíbles niños!

Después de tantas vicisitudes llegamos a Calabozo ya en la noche. ¿Hora? La consabida respuesta: “no recuerdo”, creo que estaba bastante pequeña. ¿Cuánto tiempo hace de ese viaje? Vamos a dejarlo en suspenso. Los niños son algo sorprendentes, esa epopeya traumática y agotadora, llegó a ser un anecdotario que enriqueció las reuniones familiares al anochecer durante mucho tiempo con temas de conversación interesantes y jocosos. .

Conclusión.

Cada oportunidad vivida sea buena o mala es para nuestra enseñanza. Recuerdo haber llegado a una casa con un corredor largo, especie de pasillo abierto a un patio grande y con muchos árboles. Allí vivimos seis meses. Como dato gracioso, les comento que mi hermana, un año y tres meses menor que yo, juntas a menudo rememoramos la epopeya, y hacíamos la travesía a través del inhóspito Estero, con carritos elaborados con latas de sardinas y ruedas de chapas de refrescos! Aunque de verdad, lo de inhóspito era para los "presos en el camión" (cualquier similitud es mera coincidencia) lo que había alrededor del carro ofrecía un espectáculo hermoso a la vista: agua, tierra, palmas, y animales que se cruzaban en nuestra vía en busca de lugares altos y secos donde pernoctar.

P8110001.JPG

Aura e Irma. Foto sacada de lo más profundo del Baúl de los Recuerdos.

Recordando el viaje, mi hermanita y yo, con nuestros carros "últimos modelos", hacíamos la travesía manejando a través del Estero, por supuesto, yo era mi tío Alejandro y ella era Heladio. Algunas veces ella protestaba pero tenía que atenerse a las directrices de la mayor o no había juego. Ella siempre era la baquiana.

Espero haberles entretenidos y hayan leído toda la narración. Seguí directrices de un amigo steemiano que se mueve en las alturas. Espero no defraudarles.

Les digo hasta la vista mis queridos amigos. Muchos éxitos.

@auralucy

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
STEEMKR.COM IS SPONSORED BY
ADVERTISEMENT
Sort Order:  trending

Excelente narrativa, un tesoro familiar! Abrazos!


Este post fue compartido en el canal hispano #la-colmena de la comunidad de curación Curation Collective y obtuvo upvote y resteem por la cuenta de la comunidad @c-squared después de su curación manual.
This post was shared in the #la-comena channel in the Curation Collective Discord community for curators, and upvoted and resteemed by the @c-squared community account after manual review.
·

Gracias #lacolmena y @c-square por su apoyo a mi post, es un estímulo para continuar en este genero. Saludos cordiales de su amiga @auralucy

Thanks #lacolmena and @c-square for choosing my post. I feel really happy. It is un honor and a challenge for me. Greetings dear friends.

Mi agradecimiento a los amigos steemianos que me apoyaron con su voto. Un feliz dia a todos. Muchos éxitos.

Amiga @auralucy, que bellas Irma y tu!! Que tesoro es esa foto!!

·

Hola querida @mayramartinez, repasaba este post y me encontré contigo, si amo esa foto, sabes? quisimos recortarla para jugar a la familia. No se si tengo el original. Gracias por tu comentario. Un abrazo