Cuentos Ilustrados: La Violinista (Cuento erótico) parte 2

3년 전

¡Hola a todos! Hoy les traigo la segunda parte de este cuento. Huelga decir que todos los dibujos y letras los he hecho yo misma :)

La Violinista

En el capítulo anterior...

Abrumado por los acontecimientos, decidió caminar alejándose del lugar del siniestro. Luego de andar unos 20 minutos, Se detuvo sobre una roca y se quedo ahí plantado, observando la lucha entre las olas y el viento. Su espíritu se parecía mucho a esa tormenta.

u mente le llevó a una noche hace dos meses, justo la noche antes de que le notificaran su transferencia a la Isla negra. Había sido invitado a un baile organizado por la duquesa de Duchester, que era aficionada al arte y la música. Duchester era la mecenas del violinista Schweisser, y el baile había sido organizado para presentar a la hija de este, Clara, como violinista ante la sociedad, después de años de práctica y entrenamiento. Esta sería su primera función.

***

La travesía se desarrollaba sin problemas. Sentada al fondo de la galera, Clara recordaba su primera función, dos meses antes de que el malvado Eranor promulgara la ley que proscribía la música y el arte del reino. La canción que tocaría era una balada un tanto sosa para su gusto, de algún compositor no muy conocido. Era algo infantil, no muy exigente técnicamente. A ella le habría gustado tocar una melodía que ella misma había escrito, pero su padre le había dicho que « las mujeres no son compositoras ». Qué tontería. Al final del ensayo, fueron a ver a la modista con la duquesa para elegir el vestido que se pondría esa noche.

Al llegar, Clara se fijó en una hermosa seda de color azul marino, vivamente aprobada por la duquesa.

— Esa seda es nueva, me la acaban de traer desde China. Es exquisita — Dijo la modista al verlos llegar— su hija tiene buen gusto para el vestir señor Schweiser, lástima que usted sea un severo quisquilloso.
— No hay virtud más loable en una mujer que la discreción. — Contestó secamente el violinista. Sin embargo, era una concesión razonable para la primera función de su hija.

Entonces la modista presentó unos dibujos con los diferentes modelos de vestido que estaban de moda para las chicas de la edad de Clara. Sus ojos brillaron al ver un hermoso vestido que llevaba los hombros caídos y un escote en V un tanto pronunciado en la parte delantera, y en la espalda el escote redondo casi llegaba a la altura del corsé. En la costura llevaba unos volantes para dar volumen e interés a la parte de arriba, mientras que la falda, que llevaba mucho vuelo, no tenía más decoración.

— ¡Quiero este! — Exclamó embelesada — De color azul se verá hermoso…

"/>

— Magnífica elección Clara — Aplaudió la duquesa, entusiasmada — Vas a ser la más linda del baile y…
— De ninguna manera. ¿Qué clase de vestido es ese para una doncella de bien? — Exclamó el padre, lanzando una mirada reprobatoria a su hija. Luego se dirigió a la modista — ¿No tiene algo más apropiado?
— Harold, deja que se ponga lo que quiera, es su función. ¡Dale un respiro! — Dijo la duquesa, quien ya se esperaba esta escena.
— Señor, esto es lo que está de moda hoy, y le quedará fenomenal…
— He dicho que no, las modas son pasajeras, mi hija debe resaltar por sus cualidades musicales, no por su belleza. Quiero ver otros modelos, por favor.
— Pero papá — lloró Clara — Es mi función…
— O te pones algo decente, o no vas al baile, es mi última palabra.
— Aquí tiene unos modelos de la temporada anterior — suspiró la modista, mirando a Clara con pena. Ya estaba acostumbrada a que su padre no la dejase vestirse con lo que ella quería, no era la primera vez que esto pasaba, pero había tenido la esperanza de que en esta ocasión, que además celebraría su cumpleaños 18, su padre la dejaría elegir — Pero le advierto, su hija no se va a sentir feliz con ninguno de estos, para variar.
— Algún día lo entenderás Clara. Este — dijo el padre, sacando un horrible modelo, anticuado, de mangas largas, con un escote cerrado y ajustado hasta el cuello, liso, sin ningún tipo de adorno. Cuando Clara lo vio, rompió a llorar de amarga desesperación.
— Voy a ser el hazmerreír de todos en ese baile, por favor papá, jamás te he dado problemas…
¿No crees que es estúpido e infantil llorar por un simple vestido? Necesitas una lección de humildad.

— ¡Ese vestido es para un funeral, Harold! — Gritó indignada la Duquesa. — Debería darte vergüenza, hacerle esta crueldad a tu propia hija, es su función, no la tuya, ¿Cuándo vas a dejar de dirigir su vida? — Pues que lo adapte para una fiesta. Ya elegirá su vestido de bodas cuando se case.

Al oír esto, Clara echó a llorar más todavía. Con lo sobreprotector que era su padre, dudaba de que algún día alguien lograse conocerla lo suficiente como para querer casarse con ella.

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
STEEMKR.COM IS SPONSORED BY
ADVERTISEMENT
Sort Order:  trending

Tu post me parece espectacular, las ilustraciones son magníficas y las palabras que usas de alto nivel, pero lo que más me gusta es la gran imaginación que derrochas, un regalo.

Sanchi.gif

·

muchas gracias por tu apoyo y tus palabras, me animan a seguir compartiendo mis historias con mucho cariño para toda la comunidad hispanohablante de steemit! <3

me encanto tu cuento amiga @catherinegairard y los dibujos están preciosos, me identifique mucho con la pobre Clara, aun en la actualidad existen muchos Harold

·

Lamentablemente si, gracias por leerme! :) esta semana viene el tercer capitulo :)

·
·

ya lo esperare con ansias :)