Todos Somos Todo

2년 전
Estimados amigos,
Durante algunos días voy a estar algo apartada de Steemit, porque hay una novela que tengo empezada desde hace más de un año, y siento que me está llamando para terminar de crearse.
Después de un tiempo algo bloqueada con la forma de plasmar el argumento (algunos capítulos formando parte de una escaleta y una segunda parte solo esbozada), al fin siento un impulso fuerte, porque existen revelaciones con las que he tomado contacto en los últimos meses y deseo, a través del argumento, comunicarlo de la forma más fácil y entretenida para sus potenciales lectores.
Comparto con vosotros el que, de momento, es el primer capítulo. Probablemente habrá muchos cambios en el proceso, porque a medida que se va avanzando se va sintiendo la necesidad de volver atrás contínuamente para poner los cimientos que sustenten lo nuevo que va surgiendo.
En todo caso, este es el capítulo por ahora, y muchos apuntes, impulso e imágenes en mi mente para seguir adelante.

 


Tal vez me falte tiempo para dedicar a esta magnífica red como me gustaría, pero seguiré entrando para disfrutar de los amigos a los que admiro y de cuyas publicaciones disfruto.
Espero que disfrutéis también vosotros de este pequeño boceto.
Gracias por leerlo.

 

 

Soportales novela 2.jpeg
Soportales de la Plaza de Brunete (Madrid), que me sirvieron de inspiración. / Foto tomada y editada por mí.

Todos Somos Todo

(Primer capitulo de mi nueva novela)


 

En esta ocasión pasé ante él, por segunda vez, deliberadamente. De nuevo, abrió los ojos ante mis pasos y sonrió. No pude verle la boca, pero sus enormes ojos verdes sonrieron como siempre, como la primera vez. Quedé parada ante él, sin saber cómo reaccionar para no molestar al resto de sus compañeros que dormían cerca. Me agaché e introduje el papel doblado por entre el cartón y su hombro. Una mano asomó y lo cogió. Se incorporó ligeramente, lo abrió y leyó durante unos segundos.

—De acuerdo —dijo, levantando la vista. Salió de su improvisada cama silenciosamente y, palpándose los bolsillos, se puso de pie ante mí. Su cuerpo no era flaco, pero sí delgado. Se intuían músculos bien desarrollados bajo la ropa y, cuando echó a andar a mi lado, armonía en sus movimientos.

Una vez que estuvimos fuera del grupo de indigentes, saliendo de los soportales, me miró y dijo: Yo no soy pobre. Hay un sueño…

—¿Tienes un sueño?

—Un sueño me posee. Simplemente espero.

En la nota que habíamos compartido, tras muchos titubeos, borrones y papeles arrugados en mi papelera, había logrado escribir: «Si estás dispuesto a compartir un café conmigo, invito yo».

Seguimos andando hasta la cafetería del fondo. El ambiente sombrío parecía empeñarse en mantenernos sin conversación. Pedí, además de café, algunas pastas, que habrían de quedar sobre la mesa sin reclamar su atención. Él, cuando la camarera le miró interrogativa, dijo: «otro café para mí, por favor».

—Yo también tengo sueños pero, sobre todo, insomnio —solté, para romper el hielo. Entonces se hizo nuestra primera risa cómplice.

—Los sueños te crean. No puedes crearlos tú.

—Sí que puedo. He creado muchos.

—¿Eres feliz? —soltó él, sin preámbulos.

—No, no lo soy en general —me molestó la pregunta y, al oír mi propia respuesta, me sentí aún más molesta. Quise ser sincera, y seguí—. Ahora sí lo estoy siendo.

Buscando plasmar la imagen de Rafael en este capítulo.

Nos miramos, nos estudiamos durante unos instantes de silencio. Era demasiado cómodo estar con aquel indigente, sentada en la misma mesa, compartiendo expectativa.

—Los sueños que duran siempre son los que nos poseen. Los que poseemos, si es que llegan, se terminan marchando. Son mentira.

—Todo termina en algún momento.

—Lo que es verdad se queda, ya puede adoptar diferentes formas, pero siempre te poseerá, desde el primer momento. Y ya no te abandona.

No pude evitarlo. Esta vez tenía que preguntárselo yo.

—¿Eres feliz?

—Sí —contestó rotundamente mirándome a los ojos, como si mirara, a través de una blusa transparente, mi cuerpo desnudo. Por un momento me sentí invadida. No. Vulnerable.

—¿Cómo me puedes decir eso? Vives, vives… en una situación, en un lugar… —dije, y dirigí mi mirada, con desprecio, hacia el sitio donde había dejado los cartones entre los que dormía hacía tan solo unos minutos.

—Tú no sabes dónde vivo —meneó la cabeza varias veces con condescendencia—. Yo no estoy aquí.

—¿Entonces, con quién estoy yo?

—Tú tampoco estás aquí —reacomodó su cuerpo en busca de las palabras adecuadas—. Ahora, entonces, sólo cabe preguntarnos…

—…dónde estamos.

—No. Quiénes somos.

Su mirada era directa; sincera pero comprometedora.

—¿Y?

—Lo sabes. Por eso has venido.

—¿Me conoces?

Cerró sus ojos, respiró profundamente, y los abrió más iluminados que antes. Asintió lentamente con la cabeza y, de nuevo sonriendo, contestó:

—Eres mi sueño.

Por mi espina dorsal corrió un impulso desconocido que me produjo un leve mareo. De repente, dejé de saber dónde estaba. Pero no podía imaginar otro lugar que fuera tan verdad, ni otro momento.

—Tú eres mi intriga —dije.

—Tenía que pasar.

—¿El qué?

—Una fuerza arrolladora que te impulsara a venir. Sería cuando cedieras a lo ilógico, incluso a lo repudiable. Esa fuerza es el universo definiéndose a través de ti. Tú no has estado siendo consciente.

—Sí, llevo días sintiéndola. De hecho, desde la primera vez que te vi.

—Pero no sabías qué significaba —concluyó.

—Aún no lo sé —reconocí, intrigada por lo que me devolvería ese comentario.

—Es el sueño que te posee.

—¿Quieres decir que tu sueño y el mío son el mismo?

—Tu sueño y el mío son la fusión de una atracción. Todo movimiento de la naturaleza funciona así. Sólo hay que saber escuchar.

—¿Escuchar?

—Con el corazón —murmuró.

—El corazón sólo tiene amor, y yo…

—Y tú lo tienes apagado, por eso vives el instinto, que es inconsciente. Pero aquí estás, y has venido por ti misma.

—Por curiosidad. Por eso vine. Buscaba comprensión, ayuda. Mi vida parece organizada, estoy a cubierta y, sin embargo, sufro. Tú, en cambio, duermes entre cartones y sonríes.

—No, no hay curiosidad. Sólo hay amor. Eso es todo —afirmó elevando las cejas y los hombros, como quien no tiene otra opción.

—Yo no vine por amor. Incluso me puedes dar miedo en un momento dado —afirmé.

—Me estás hablando de la fusión de dos fuerzas reuniéndose a través de la atracción de nuevo…

—Y eso es… —sonreí, le regalé la palabra.

Él sacó mi nota de su bolsillo, y un bolígrafo. Sobre el reverso escribió «Amor».

—No te amo —dije.

—Cuando sepas qué es el amor, te darás cuenta de que eso es todo lo que haces: amar.

Los cafés se habían consumido. Los dulces seguían sobre la mesa.

—¿No tienes hambre? —pregunté, señalándolos. Y, por supuesto, cortando el hilo.

DSC_0265.JPG
Café en la Plaza de Brunete (Madrid) / Foto tomada y editada por mí.

—No, gracias —contestó—. Puedes comértelos tú o llevarlos si quieres. Aquí te los envuelven.

—De acuerdo, pediré que me los envuelvan y me los llevo —y añadí, de golpe, como suceden las cosas en la naturaleza si el hombre no lo impide—. ¿Te gustaría dormir esta noche en mi casa?

—Sí, por supuesto.

Ante su respuesta, mi cuerpo comenzó a temblar. Mi mente enviaba mensajes de error. No sé si lo notó, pero su comentario posterior fue claro.

—Pero no lo haré. Aunque te garantizo que estaré pensando en ti toda la noche mientras esté despierto, y tal vez te sueñe.

—Como quieras —dije, entre aliviada y decepcionada, y le extendí la mano—. Me llamo Alexandra.

El la cogió suavemente, la llevó a su pecho, y se presentó.

—Rafael. A tu disposición.

No sé de dónde surgió el impulso, pero cuando lo reconocí ya había realizado el trabajo por su cuenta. De repente, me encontré abrazando a Rafael, como si su cuerpo fuera la parte del mío que más amaba.

Nos dimos un beso, una mirada, una sonrisa. Y la vuelta. El desapareció. Yo aparecí ante una nueva idea de mí misma y de la vida. Ya no estaba sufriendo. Ahora estaba flotando sobre la incongruencia de lo perfecto cuando aún no está definido para la mente.

Caminé hacia casa dando un rodeo.

- Firma Steemit Dcha Graciela .png

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
STEEMKR.COM IS SPONSORED BY
ADVERTISEMENT
Sort Order:  trending

Extraordinaria, visualiza que estoy de pie, aplaudiendo esta nueva creación. Eres una verdadera escritora y no puedes darte el lujo de perder el tiempo dejando de darle continuidad a un libro que promete ser exitoso.

Además, no debes dejar tampoco a todo el público maravilloso que te aclama, te espera y de seguro se dispone para brindarte apoyo. Espero tener la dicha de tener ese libro algún día no muy lejano.

Voy a lamentar tu ausencia, eso si me causa mucha tristeza, sin embargo, sé que será para cumplir tu sueño y así debe ser.

Dios bendiga e ilumine tus ideas, que ese bloqueo temporal haya cumplido su fase y de un nuevo espacio a las ideas creativas cuyo fin es, ¡el éxito!

Recibe un fuerte abrazo y las mejores energías de mi parte. Saludos.

Siempre amiga @blekisa758

·

Querida @belkisa75859, solo te puede decir gracias, de corazón. A veces he sentido que las personas que más valen son las que ensalzan a los demás, y tú eres la prueba de que no estoy equivocada en mi apreciación.

Pronto estaré leyéndote y disfrutando de tus reflexiones, porque desde que decidí retomar la novela todo se ha puesto patas arriba y de momento no tengo casi tiempo.

Mil gracias de nuevo, y un abrazo muy fuerte, amiga. Aprecio infinito tu empuje.

Disfruté de un goce para mi espíritu leyendo mi querida Graciela, es un relato muy profundo y que provoca mucha reflexión.
Te vamos a extrañar, yo por lo menos te voy a echar de menos amiga pero te apoyo, para que puedas dedicarte a avanzar en tu creación que está genial.
Recibe un fuerte abrazo!!!

·

Me alegran tus palabras. Que alguien disfrute lo que uno escribe (tú lo sabes) es lo máximo. Estaré por aquí en breve, leyéndote.

Un montón de gracias por tu apoyo, querido @mario-trivelli.

Un abrazo muy fuerte.

Mis mejores deseos para ti en este nuevo reto que te has impuesto. No cualquiera se sienta a escribir un libro.
Saludos.

·

Muchas gracias, @elotro. Escribir es lo mío, ya van varios libros, pero este quedó aparcado aunque latiendo aún en mi alma. Así que creo que no puedo elegir: hay que escribirlo.

¡Saludos!

Has hecho que vaya hacia mí interior, cada pregunta me la he hecho, y vaya, la verdad es que espero que termines de escribirla, la esperaré.

Te puedo imaginar horas en esa silla, ante tu computador, dejando fluir tus ideas y pensamientos para ser plasmados a través de tus personajes, que terminaran siendo de muchos, que terminaran siendo muchos.

Gracias por compartir este capítulo.
Muchas frases e ideas contundentes a lo largo de la lectura.

Se te sigue en steemit y más allá, puesto que todos somos todo, seguro que en la distancia un café compartiremos.

Posted using Partiko Android

·

Sí, horas y horas en esa mesa, aunque de vez en cuando la cambio de sitio para refrescarme, ja, ja. El tema de los personajes es precisamente lo que me bloqueó, porque necesito, para expresar lo que quiero explicar, darle algo de magia. A ver si logro que salga algo que pueda servir a quien lo "entiende" y a quien no, ya sabes, que cada nivel de conciencia pueda sacar algo para sí. Me resultó difícil cuando comencé, pero ahora ya me voy a arriesgar, a ver si lo logro.

Ese café, @josevas217... ;)

Tus palabras me sirven de mucho, amigo, y agradezco tus ánimos.

Gracias y fuerte abrazo.

Pasé mucho tiempo buscando algo interesante que leer, explorando nuevos temas.

Al fin encontré algo que definitivamente seguiré.

Saludos y éxito con la novela.

·

Muchas gracias por tus palabras, @diegought. De verdad me alegro que te haya parecido interesante.

Saludos y mucho éxito para ti también.

  ·  2년 전

Ese primer capítulo es un intenso llamado a continuar leyéndote. @gracielabarbulo. Así que por favor, responde tú al llamado a seguir escribiendo la novela.
Felicitaciones y encantada de leerte.
Te sigo.

·

Muchísimas gracias, @mllg56. Ojalá todo vaya fluyendo en el texto tal como lo tengo en mi cabeza y efectivamente puedas leerlo y, sobre todo, disfrutarlo.

Un abrazo, amiga.

·
·
  ·  2년 전

Mis mejores deseos para que así sea. @gracielabarbulo

Excelente. Muy buena la historia espero poder seguir leyendo. Qué bueno que volvió tu inspiración. Saludos..

·

Gracias, @joelsegovia63. Espero que, efectivamente, pronto puedas seguir leyéndola. Y disfrutándola. Infinitas gracias por tus palabras de ánimo.

¡Saludos!

Leí todo el capítulo, y vuelvo a concluir que no podría escribir en este estilo, que tanto e agrada. Me acostumbré demasiado al verso, y en verso es casi imposible escribir así.

Muy fácilmente seguí la lectura de diálogos interesantes, y que fungen de llamadas a reflexión, de repente.

Lo que sí aseguro es que leer sí podré hacerlo.

·

"Leer sí podré hacerlo"

Qué divertido, Landis. Y de verdad es un lujazo ser leída por ti. Lo tuyo es el verso, y yo admiro tu capacidad de hacer rima manteniendo el sentido de lo que quieres decir. Yo eso sí puedo leerlo (y disfrutarlo), pero soy incapaz de escribirlo. Admiro tu magnífico don.

Saludos Graciela,muy buena novela que escribes y magnificas tus fotos.Exitos y bendiciones.

·

Muchísimas gracias, @ferkings51.
Te garantizo que este comentario me da un empujón. Todo el éxito también para ti en tu andadura. ¡Saludos!

This post has received a 10.00% complementary upvote from @swiftcash 🤑

·