Cuarentena

8개월 전

monalisa-4893660_1920.jpg
Fuente

Cuarentena. Esta era una palabra extraña para mí, la escuchaba y me imaginaba a una persona encerrada en una habitación de hospital con papeles plásticos transparentes como paredes alrededor... No era una palabra cercana, no estaba tampoco asociada a ningún sentimiento. Ahora cuando la pienso, veo a personas en sus casas, dando vueltas dentro de ellas, alternando pequeños oficios con ratos nulos y otros de una búsqueda apagada hacía tiempo de aquellas cosas que querían hacer...
Para todos la escena varía entre las costumbres previas. ¿Qué tan feliz era estar en casa?¿Qué tantas cosas se hacían en los tiempos libres?¿Qué tanto se cultivo ese afecto maternal, paternal, fraterno?¿Hay flores allí, hay algún verde o solo hay tierras vacías?
No es un misterio para nadie que para muchos estos pueden ser días muy difíciles, ya no está la calle como escape ni las aceras reciben bien nuestros pasos sin rumbo fijo... no está bien salir en estos días, y es por una cuestión de responsabilidad. Responsabilidad, palabra grave que te compromete aunque no se lo pidas ni quieras hacerlo.
La casa queda como refugio. Y no importa si antes lo ha sido o no, es tu casa. Se nos pide no solo estar allí, sino desarrollar paciencia, empatía. Muchas veces tan solo crecerá el silencio, y queda como consuelo que él también habla cuando las palabras han perdido todo significado.
Cuarentena... Sentimientos encontrados. Refugio obligado. Reencuentros esperados entre cercanos distantes, algunos llegarán, otros seguirán haciéndose desear.
En momentos así cuando las cosas se tensan vale recordar aquella frase: "Ámame cuando menos lo merezca". Puede ser que sea cuando más lo necesite. Y digo esto por los niños, los adultos, mayores y más jóvenes, por todos, por aquel que se hace insoportable. Por nosotros mismos.
El cuadro no es el mismo para todos y eso también toca aprenderlo. Algunos estarán bien, otros no tanto, creo que el énfasis está en no olvidar la pluralidad de situaciones. Quizás los venezolanos venimos siendo sometidos a estas privaciones desde hace tiempo y puede que para nosotros sea una limitación más de tantas. Para otros será una especie de vacaciones, un descanso.
Pienso en los niños que son maltratados, las personas con problemas mentales, los que viven al día de la economía informal, los que si no trabajan, no comen... tantas cosas que pensar.
Esto puede que nos haga distintos, eso espero, que nos haga mejores que antes, que sobre todo nos haga más conscientes de los otros, más empáticos, generosos, solidarios. Que nos ayude a ser mejores con los que tenemos ahí, al lado.

Gracias por leer
@inspiracion

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
STEEMKR.COM IS SPONSORED BY
ADVERTISEMENT
Sort Order:  trending

Muy buen texto inspiración, acorde al espíritu de estos días que vivimos, te dejo un poema que recibí hace poco y que resume de alguna manera nuestras esperanzas para cuando pasen estos días, abrazos.

Este poema parece escrito en nuestros días, pero es de 1869, hace 151 años. Está tomado de ‘La historia de Iza’, de Grace Ramsay, seudónimo de Kathleen O'Meara, escritora y biógrafa católica, irlandesa-francesa durante la era victoriana tardía. Era corresponsal en París de The Tablet, una revista católica británica líder. "Y la gente se quedó en casa…":

Y la gente se quedaba en casa

Y leía libros y escuchaba.

Y descansó e hizo ejercicios

e hizo arte y jugó

y aprendió nuevas formas de ser

y se detuvo.

Y escuchó más profundamente.

Alguien meditó.

Alguien rezó.

Alguien estaba bailando.

Alguien se encontró con su sombra.

Y la gente comenzó a pensar diferente.

Y la gente sanó.

Y hubo ausencia de personas que vivían

en una peligrosa ignorancia.

Sin sentido y sin corazón,

incluso la tierra comenzó a sanar.

Y cuando el peligro terminó

y las personas se encontraron,

lloraron por los muertos

y tomaron nuevas decisiones....

Y soñaron con nuevas visiones

y crearon nuevas formas de vida.

Y curaron completamente a la tierra,

justo cuando fueron sanados.

Cuando la tormenta pase

y se amansen los caminos

y seamos sobrevivientes

de un naufragio colectivo.

Con el corazón lloroso

y el destino bendecido

nos sentiremos dichosos

tan solo por estar vivos.

Y le daremos un abrazo

al primer desconocido

y alabaremos la suerte

de conservar un amigo.

Y entonces recordaremos

todo aquello que perdimos

y de una vez aprenderemos

todo lo que no aprendimos.

Ya no tendremos envidia,

pues todos habrán sufrido.

Ya no tendremos desidia;

seremos más compasivos.

Valdrá más lo que es de todos

que lo jamás conseguido.

Seremos más generosos

y mucho más comprometidos.

Entenderemos lo frágil

que significa estar vivos.

Sudaremos empatía

por quien está y quien se ha ido.

Extrañaremos al viejo

que pedía un peso en el mercado,

que no supimos su nombre

y siempre estuvo a tu lado.

Y quizás aquel viejo pobre

era tu Dios disfrazado.

Nunca le preguntaste el nombre

porqué estabas apurado.

Y todo será un milagro.

Y todo será un legado.

Y se respetará la vida,

la vida que hemos ganado.

Cuando la tormenta pase

te pido Dios, apenado,

que nos devuelvas mejores,

como nos habías soñado.

·

Es un hermoso poema, muy conmovedor y en verdad parece que hablara de nuestros días. Por mensajes como este es que creo que siempre vale la pena escribir, para encontrar esa palabra justa, en un amigo. Muchas gracias por pasar, un abrazo, querido amigo :D

Espero que estés bien, querida @inspiracion. Son días para reflexionar, para valorar y agradecer. Un abrazo para ti.

·

Sí así es querida amiga, muchas gracias por pasar :-)