Cyberocracy - Dirigencia Artificial (Novela de Ciencia Ficción) Cap. 1.5

3년 전



Esta imagen es la modificación que he realizado de otra ya existente y disponible libremente en pixabay.com

Bienvenidos nuevamente a una entrega más de mi Novela de Ciencia Ficción Cyberocracy, espero que disfruten al leerla y les sugiero que, si aún no la conocen, empleen el Índice para dirigirse a los capítulos o entregas anteriores.



Índice

Prefacio
Capitulo 1. Parte 1
Capitulo 1. Parte 2
Capitulo 1. Parte 3
Capitulo 1. Parte 4



Sinopsis

Un joven magnate y genio tecnológico llamado Axel Sapienz, exiliado de su mundo natal desde su adolescencia, prepara un plan para liberar a su nación, Venexia, del yugo que le propina el sistema tiránico que la gobierna, encabezado por una cúpula político-religiosa corrupta y retrograda, que se opone a los avances tecnológicos y culturales, para ello desarrolla un pequeño ejército de robot autómatas, una super computadora cuántica con inteligencia artificial avanzada y un escuadrón de elite compuesto por individuos con capacidades mejoradas tecnológicamente, que tendrán como objetivo derribar la tiranía e implantar y mantener la Ciberocracia (Cyberocracy), un nuevo sistema de gobierno ideado por Sapienz, en el que la jefatura del estado es ejercida por el sistema informático denominado Prexy.

En frente se toparán con una enorme mafia narcotraficante, que cuenta con el control de un ejército de adictos a una potente droga llamada Toxy, la cual proporciona una fortaleza sobrenatural a sus consumidores, a costa del deterioro acelerado de la salud física y mental de estos. Por lo tanto, para lograr su cometido, deberán enfrentar no solo al poder constituido legalmente, sino también a numerosos grupos delincuenciales y anárquicos que proliferan en el pequeño, pero exuberante mundo en que se encuentra esta nación.



Capitulo 1. Preludio a la Ciberocracia (parte 5)

Luego de haberse paralizado por unos breves instantes, como si el tiempo se hubiese detenido a esperar que todos los presentes comprendieran la magnitud de las palabras que aquel medico portavoz de la fatalidad acababa de expresar, la joven paramédico se desplaza hasta el adolescente que yace desmallado en la silla de ruedas, con el fin de revisar sus signos vitales e intentar reanimarlo, pronto verifica que su pulso y respiración se mantienen en correcto estado, solo ha sufrido una impresión demasiado fuerte para él, que lo ha desestabilizado emocionalmente. Ella con sus delicadas manos le abofetea sutilmente el rostro.

—Despierta chico, despierta —le dice en un tono apacible y sosegado.

Los demás miembros del equipo médico continúan su labor y se disponen a preparar a otros heridos de gravedad para trasladarlos al hospital militar, aprovechando la autorización dada por el Coronel Esbir. En cambio, el cuerpo de la profesora es cubierto y llevado a otra ambulancia en la que están aglutinándose los restos de quienes han perdido la vida en el suceso, que ya son varios y aun el número de víctimas fatales continúa ascendiendo aceleradamente, cada uno de estos cadáveres es aislado del resto mediante envoltorios plásticos individuales y apilados unos junto a otros para utilizar eficientemente el espacio. Estos cuerpos también deberán ser llevados a la morgue del mismo hospital para su identificación y correspondiente necropsia.

Axel nuevamente recupera el conocimiento, inmediatamente después de desplegar sus parpados, de sus ojos brota una cascada incontenible de lágrimas cargadas de amor en estado líquido, que al fluir por sus mejillas diluyen su llanto volviéndolo mucho menos estentóreo que antes de haberse desmayado, pero invariablemente persistente y compungido, producto de haber perdido físicamente a uno de sus seres más queridos. La chica intenta infructuosamente consolarle, no obstante, su mente es incapaz de prestar la más mínima atención a algo diferente de su extremado dolor y las palabras que ella pronuncia, si bien ingresan en forma de ondas sonaras al interior de sus conductos auditivos, él no las escucha al interior de su conciencia.

—Lo lamento chico, no nos fue posible hacer más para salvarla, pero debes ser fuerte y mantener la calma...

Su mirada permanece absorta y sumergida en el océano de lágrimas que le ahogan, su cerebro alberga un huracán de interrogantes y cuestionamientos, que se arremolinan en torno a sus esfuerzos por asimilar la tragedia que acaba de desbastar sus sentimientos. «Mamá no merece morir de esta forma, ella es un ser muy noble que no le causa daño a nadie y tampoco se involucra demasiado en la materia política, pero el riesgo que corrimos fue muchos más grande del que imaginamos, debimos haber tomado mayores medidas de seguridad, ¿qué voy a hacer ahora que ella no esté más conmigo?» por su parte, su boca entre gemidos y sollozos emite de forma intercalada frases que coinciden con sus pensamientos, sin seguir una secuencia preconcebida.

—Mi mamá no tiene que morir así. No es justo. No me dejes mamá. ¿Qué voy a hacer sin ti?...

Pocos minutos después, los heridos han sido alistados para el traslado, Axel también es embarcado en una de las ambulancias para ser llevado al mencionado centro hospitalario, ya se encuentra algo calmado, aunque sus lágrimas no cesan de emerger desde sus verdes ojos, pero ahora lo hacen con menor frecuencia y el tono de su llanto es casi imperceptible. Mientras se dirigen a su destino, otro de los heridos que le acompaña en el interior del vehículo, se aproxima lentamente y con dificultad hacia él, debido las heridas que presenta y por lo congestionado que se encuentra el espacio, hasta que finalmente consigue colocarse a su lado.

—Eres Axel Sapienz ¿verdad? —le pregunta mediante un murmullo que apenas es posible escuchar.

—Ujumm —emite como respuesta el muchacho en un tono equivalente, a la vez que hace un leve movimiento con su cabeza de arriba abajo.

—Mantén la calma por favor, pero... vi cuando a tu papá se lo llevaron, lo atrapo un grupo de tipos con máscaras antigases, lo desmayaron y lo arrastraron entre el humo.

—¿Quiénes eran? ¿a dónde lo llevaron? —pregunta en seguida el joven mal herido.

—No lo sé, fue muy rápido. El humo no me dejo ver más, creo que fueron los mismos tipos que comenzaron todo el problema.

—¿Estas completamente seguro de que era mi padre?

—Sí, claro que sí. El terminaba de hablar, estaba sobre el estrado y en cuanto bajo de allí lo agarraron entre varios y a golpes lo tumbaron al suelo, luego lo arrastraron hacia el lado de la salida trasera, por donde están los baños, pero ya no pude ver nada más.

—Gracias por decírmelo —contesta secando las lágrimas que ahora han parado de fluir desde sus ojos.

—Por nada, lamento que sean malas noticias.

—También yo, pero al menos estaba vivo —expresa para luego asumir un silencio taciturno e introspectivo.

—Sí —se limita a contestar el desconocido, aprobando con el movimiento de su cabeza.

Las preocupaciones del pequeño toman un nuevo sendero, ya es inútil sentir preocupación por su mamá, por ella solo puede experimentar dolor y tristeza, sabiendo que nada ni nadie podrá devolverla a la vida, pero la angustia que ahora le embarga y que ha sido capaz de anular su llanto, presenta como único protagonista a su padre. No consigue apartar su mente de los diferentes escenarios y las terribles circunstancias que podría estar atravesando su papa en este preciso momento, encontrándose secuestrado por radicales reformistas apoyados y protegidos por el estado nacional.

Entre tanto, en el Aula Magna de la universidad el fuego ha sido contenido, todos los accesos al auditorio se han desbloqueado y ya las victimas encontradas han sido evacuadas del lugar hacia el hospital que controla la Fuerza Armada, tanto las fatales como las de menor gravedad. A la vez que han sido detenidos preventivamente todos los demás presentes en el campus durante los recientes hechos. El recinto universitario se encuentra totalmente resguardado por los cuerpos de seguridad nacionales, que ahora inspeccionan con minuciosidad cada rincón en busca de cualquier rezagado que se mantenga aun allí dentro.

Uno de los muchos salones que constituyen la infraestructura de esta casa de estudio, es utilizado ahora como mazmorra clandestina, de ella entran y salen no solo algunos de los máximos responsables militares de la operación armada que se ha ejecutado sobre la universidad, sino también efectivos de inteligencia y aquellos civiles, que a solo instantes de haberse producido las explosiones en el auditórium, contaban convenientemente con máscaras antigases colocadas sobre sus rostros. El Coronel Esbir, que aún se encuentra en el lugar, sale de dicho salón e inmediatamente toma su teléfono y hace una llamada.

—Listo, tenemos el audio —indica el coronel a quien se encuentra al otro lado de la línea telefónica—, ya pueden realizar la transmisión.

En el Hospital Militar de Urbexia, uno de los más equipados y con mayor calidad de la ciudad capital, el cuerpo de la profesora Lovel junto a los restos de otras 26 personas, ha sido llevado a la morgue, donde se le realiza a cada uno el procedimiento correspondiente previo al reconocimiento que debe ser echo por parte de sus respectivos familiares. Axel ha sido atendido por el personal médico, se le han efectuado exámenes radiológicos y ecográficos entre otras pruebas, consiguiendo diagnosticar varios traumatismos distribuidos por casi todo su cuerpo a excepción de su cabeza, entre ellos contusiones, fracturas, luxaciones y esguinces, por lo que ha debido ser inmovilizado en gran parte de su cuerpo, pero nada que ponga en grave riesgo su vida. Por lo que, es ubicado en una de las habitaciones del área de hospitalización, en la que también se encuentran otros dos estudiantes heridos.

Su pierna izquierda esta inmovilizada y cuelga de una especie de arnés anclado a la cama que la sostiene y la mantiene elevada, todo su pecho se encuentra vendado, al igual que su hombro y brazo derecho. En el izquierdo, se le ha colocado una vía para la dosificación de analgésicos y otros medicamentos, presenta hematomas dispersos por todas partes, incluso en su rostro, lleva un collarín que limita la movilidad de su cuello y aún se mantiene cayado y pensativo. El ambiente es frio y acogedor, todo es impecable y bien organizado, la habitación está decorada en blanco y un suave tono de azul celeste, en el centro de la pared que se encuentra frente a las tres camas, se ubica un aparato de TV encendido, en el que se observa un programa de entretenimiento de una cadena nacional, al que ninguno de los presentes presta atención.

De pronto, una transmisión conjunta a través de los medios de comunicación audiovisuales de la nación interrumpe la programación que no solo los pacientes del hospital sino los telespectadores de todo el satélite se encuentran disfrutando para el momento, la imagen del Comandante Mark Torrento, Director del Cuerpo de Inteligencia Policial se hace presente en las pantallas de cada uno de los equipos receptores conectados a la señal unificada. Se trata de un individuo de edad avanzada, pero facciones fuertes, de ojos y cabellera roja, estatura elevada, de rostro abominable y mirada perturbadora, que viste un traje militar de gala en color pardo oscuro, del cual cuelgan numerosas condecoraciones e insignias.

—Reciba nuestro amado conglomerado social, las más cordiales salutaciones en estas horas de la noche —comienza diciendo el Director de Inteligencia—, el motivo que me lleva a dirigirme a ustedes hermanos y hermanas, es la misión que me ha asignado nuestro excelentísimo Dirigente Total de la Reforma el Capitán Nidius Ruin, que consiste en informar sobre los repudiables acontecimientos suscitados durante la noche de hoy en la Universidad Principal de Venexia.

»El arduo trabajo de nuestros efectivos de inteligencia, nos ha permitido desvelar un traicionero y sanguinario plan ideado por los dirigentes anti reformistas, sin embargo, lamentablemente fue imposible detener su ejecución, pues pudimos recabar la información solo a unos minutos antes de ejecutarse las acciones que a continuación paso a mencionar.

»Me refiero al auto atentado que planifico y ejecuto un grupo anárquico, formado por profesores y estudiantes de la UPV, quienes organizaron una reunión conspirativa en las instalaciones de la referida universidad, en la cual se arengaba al estudiantado, para que desconozca nuestras instituciones y los fundamentos de nuestro sistema democrático nacional, lo cual inmediatamente fue repudiado por los propios conglomerados estudiantiles, sin saber estos valientes estudiantes nacionalistas, que quienes planificaron este acto, habían colocado artefactos explosivos en cada una de las salidas del recinto, para hacerlas estallar generando una tragedia y poder así posteriormente culpar de ello a los propios estudiantes reformistas, acusándolos de haber saboteado su presentación.

»Inmediatamente después de obtener esta información de inteligencia, desplegamos rápidamente una operación destinada a resguardar las vidas de los presentes en el auditorio en el que se llevaba a cabo la mencionada reunión, por desgracia al llegar allá, nuestros profesionales debieron asumir las labores de rescate, pues minutos antes habían sido detonadas las cargas explosivas. Gracias al despliegue que realizamos oportunamente, logramos rescatar a numerosas víctimas y trasladarlas al hospital militar para su atención inmediata.

»Además, en el procedimiento se dio con la captura de la mayor parte de los responsables tanto materiales como intelectuales, quienes incluso en estos momentos ya han confesado sus actos criminales y están siendo puestos a las órdenes de la justicia. En las próximas horas, se estarán ofreciendo mayores detalles y pruebas contundentes sobre la implicación en tales hechos de numerosos actores de la antireforma, quienes han sido capturados y se encuentran ahora mismo rindiendo declaraciones al respecto.

»Es todo lo que por el momento debemos informarles, reciban un saludos reformista y que la diosa salvaguarde las almas de todos nuestros hermanos y hermanas venexianas, seguiremos informando a la brevedad posible. Buenas noches, ¡Arriba la Reforma!

Muchas gracias querido lector o lectora, por haber dispuesto una parte de tu tiempo a leer esta entrega de mi novela, espero que hayas disfrutado la lectura y que el contenido haya sido de tu agrado, si es así, por favor apóyame con tu voto y si decides republicar el artículo en tu propio blog, pues mucho mejor. Algo que también valoraría mucho, es que me regales un comentario en el que expreses tu opinión sobre lo leído, de modo que yo pueda saber en qué voy bien y que está mal, para poder corregir y mejorar mi escritura. Pronto continuara esta historia, así que espero vuelvas a visitar mí blog próximamente.

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
STEEMKR.COM IS SPONSORED BY
ADVERTISEMENT
Sort Order:  trending

sigo atenta al desarrollo. Esto está buenísimo, Rotsen.

He vuelto a quedar intrigado, ahora quiero saber dónde está el padre de Axel y qué ocurrirá en Venexia luego de este evento desafortunado.

He de confesarte también, que leo libros con frecuencia, no mucha, pero sí; sin embargo, jamás he leído nada con un trasfondo político como el de tu historia. Honestamente, me cuesta un poco hacerlo, pero me voy adaptando y ya le agarre el gusto a lo que has venido creando. Espero saber sobre lo que acontecerá con la mayor prontitud posible.

Saludos.