Hoy Es Uno De Esos Días En Que...

3년 전

                                                                                                   Fuente

Hoy es uno de esos días en que me siento impaciente por todas las metas que espero alcanzar, tengo la sensación de que no avanzo, me siento estancada. Seguramente muchas han sido las veces en que te has encontrado en la misma situación. Justo el día de ayer me decía, hago tanto, tanto cada día, me siento a veces agotada, y aún no veo los resultados que estoy buscando. Ahora mismo escribiendo estas líneas y escuchando mi música me siento algo frustrada porque quisiera que todo fuera más rápido. Que impaciente soy, que impacientes somos los seres humanos. Queremos todo en un abrir y cerrar de ojos.   

 Viene a mi mente entonces  la hermosa historia del Bambú Japonés. Historia que te enseña la paciencia y la perseverancia. Una vez sembradas las semillas, requieren como todo cultivo, buena tierra, abono y agua. Así transcurren 7 largos años durante los cuales el bambú va desarrollando unas raíces muy profundas y de gran fortaleza que le permitirán sostener a los majestuosos bambúes. El se prepara para la misión que debe cumplir, ni antes ni después, luego de transcurridos esos 7 años, le toma sólo 6 semanas para que crezca una planta de más de 30 metros de altura. Que características crees que tendrán esas raíces..?  Acertaste, muy muy fuertes y profundas.   

 Así ocurre con nuestra vida, nos gustaría todo más rápido, pero no consideramos que cuando algún proyecto nos toma más tiempo, es porque primero estamos fortaleciendo nuestras raíces, estamos viviendo nuestro proceso de transformación interior, ese que nos prepara para afrontar las adversidades y nos prepara para saber manejar los triunfos alcanzados. No pretendamos hacer y tener antes de ser.   

Del tamaño de tu montaña, así serán tus raíces...       Fuente

 Así que cuando te encuentres atravesando alguna situación de incertidumbre, de dudas, de querer abandonar tu proyecto porque no ves los resultados, recuerda esta historia y ten la paciencia suficiente y la perseverancia necesaria para transformar tu ser, para fortalecer esas raíces que soportarán tu crecimiento.  Y yo terminé de escribir disfrutando mis sonatas favoritas para violín de Vivaldi. Jajajaja, ya recobré mi cordura. Mis raíces están creciendo muy fuertes porque el crecimiento que alcanzaré será supremo.  

Has tenido tu también uno de esos días.?  Probablemente si. Puedes compartirlo dejándome un comentario.  Y si consideras que puede servirle a otras personas, te animo a compartir este post.  Hasta la próxima  steemianos. 


Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
STEEMKR.COM IS SPONSORED BY
ADVERTISEMENT
Sort Order:  trending

Hola @soyarcoiris! Que susto me llevé al empezar a leer tus líneas, claro que me ha pasado! Hay días que simplemente parece que el hartazgo llega para quedarse, pero justamente las raices se retuercen y sacuden las ramas para que se vaya! Me encantó la historia del bambú!
Mira que bella leción nos dejas, escribir, en un entorno que mágicamente imagino que creaste, con cosas que te gustan y todo cambio y que así siga! A mi me funciona hacer cosas diferentes, en cuanto me detecto así, brinco, sacudo, bailo, limpio, pongo música diferente, invetigo algo que no sabía y así cuando veo ya se fue, lo importante es no dejar que se quede...
¡Un abrazo & SteemOn!

·

Hola @sulemna que gusto saludarte, eres genial. Sabes yo tengo varios tipos de música preferidas para cada actividad, hoy empecé con musica muy suave Pachelbell Forest Garden más bien para inspirarme después para activarme escucho las 6 sonatas para violin op2 de Vivaldi para mi son lo máximo, me transmiten mucha energía. Voy a probar tus ideas, bailar, brincar, sacudirte, jajajaja nos vemos.

Entre todas las cosas que hay que hacer no debemos olvidar la más importante que es la de "no hacer nada" Tiempo para la contemplación, la reflexión, el descanso, hasta el punto de aburrirnos, allí será el punto para reiniciar nuestro proyecto. Saludos y muy buena la historia del bambú.