Héroes Muertos: La señora de la Casa Fuerte

3년 전


   La guerra de independencia se intensifica con cada día que pasa. Venezuela se encuentra en cenizas mientras la Nueva Granada ardía bajo los ejércitos del Teniente General Don Pablo Morillo. El caudillo Páez podía, a duras penas, contener el avance del poderoso ejército español al mando del Mariscal Miguel de la Torre. Entre tanto caos, Simón Bolívar avanza en apoyo al General Manuel Piar quien dirigía la encarnizada campaña sobre la indomable Guayana.

  En la ciudad de Barcelona, las tropas del antiguo gobernador español Aldana habían ocupado sus calles, echándose al saqueo y a la degollina. La población sobreviviente que logró escapar, buscando refugio en el antiguo convento de San Francisco, convertido en un fortín por órdenes expresas del Libertador; un edificio de dos pisos que ocupa media cuadrilla aproximadamente, cada ventanal asomaba una pieza de artillería, 400 soldados custodiaban las entradas, las ventanas, los techos... El General José María Freites defendía con fiereza aquel último bastión, esperando unos refuerzos que jamás llegarán. Los realistas ya habían asaltado el patio y luchaban a bayoneta y lanza contra los defensores. Los gritos de dolor de los patriotas empezaban a desesperar a los civiles refugiados en aquella Casa Fuerte, fuerte que se caía a pedazos, cañonazos iban y venían de ambos bandos, haciendo volar escombros y extremidades humanas por doquier.

—¡Amado mio! —Dijo la señora Eulalia Ramos de Chamberlain, esposa del Coronel Chamberlain, edecán del Libertador. —Los españoles han tomado el patio y están tratando de derribar la puerta. —Informó. Eulalia era una joven de 22 años, que había servido de espía patriota desde los 15 años.

—¡Mi amada esposa! —Respondió el Coronel. —Este es nuestro fin, quiero que huyáis a como de lugar. ¡La patria te necesita!

—¡Jamás! Ya perdí una vez el amor, y no pienso volverlo a perder. —Respondió la joven esposa con determinación y coraje. En ese momento, entre disparos y gritos, una explosión tumbó a los amantes. Eulalia se levantó adolorida y toda llena de escombros mientras trataba de volver en sí, a su lado, su esposo le ayudaba a levantarse. En ese momento se empezó a escuchar gritos de retirada, la puerta principal del fortín había sido derribada, sin embargo, los españoles encontraron férrea resistencia, pues los civiles, al verse perdidos, cogieron las armas y empezaron a defenderse, sin embargo, eran demasiados borbónicos en su contra; Mujeres, ancianos niños, soldados... todos perecían bajo el agudo dolor de las cuchilladas y pistoletazos. Varios golpes en la puerta de la habitación donde se encontraban el Coronel y su mujer.

—¡Abrid esa maldita puerta o la echo! —Gritaba un oficial español.

—Amada mía, no debéis permitir que te agarren, no viva por lo menos. —Dijo el Coronel Chamberlain mientras besaba dulcemente los labios de su mujer. —La mejor decisión que he tomado en mi vida, fue la de haber venido a luchar por esta causa, pues la magna causa de la patria me llevó a ti. ¡El más anhelado de los sueños que cualquier hombre puede aspirar! ¡Te amo! —Dijo con una sonriente cara. Cogió su pistola, se la puso en el corazón y al grito de viva la patria, disparó.

—¡No! —Gritó su mujer lanzándose encima del cadáver de su esposo, ella, manchada en su sangre, estaba llena de rabia, otra vez había perdido al hombre que la volvió hacer sonreír.  Los realistas tumbaron la puerta encontrándose con la mujer sollozante. El oficial, la cogió del brazo de manera violenta.

—¿Queréis que os mate? Pedid perdón a la causa del Rey y el perdón se os concederá. ¡Arrepiéntete ramera insurgente! —Dijo el oficial. Eulalia, llena de rabia, cogió la pistola de aquél oficial, disparandole en el pecho.

—Yo no negocio ni pido perdón a tiranos. ¡Que viva la patria! ¡Muerte a la tiranía! —Gritó mientras el resto de los soldados la acuchillaban y disparaban, matándola en el acto. 

—"Te amo mi esposo, pronto estaré a tu lado..." —Un último pensamiento surcó su mente mientras la luz de su vida se extinguía. 

  Barcelona ha caído...


Juan Carlos Díaz Quilen (@Juancarlos2906)

Serie Héroes Muertos

La señora de la Casa Fuerte

 Copyright © Todos los Derechos Reservados  

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
STEEMKR.COM IS SPONSORED BY
ADVERTISEMENT
Sort Order:  trending

Éxitos bro un abrazo, tremenda historia de mi estado anzoátegui.

Hai frieand beautyfull pic

·